+ 5

Un solo circo y demasiado opositor a payaso

Sea por una cosa o sea por otra, el caso es que el Athletic no deja de estar en el ojo del huracán. Si todo esto es la resaca por una temporada exitosa, vamos a acabar pensando que éramos más felices en los tiempos del ya casi olvidado bienio negro. Y es que la polémica no cesa. Los políticos, con el escrúpulo en mínimos –sí, aún es posible mayor nivel de miseria- en época de campaña, han puesto Ibaigane en el punto de mira, mientras que la oposición mediática utiliza la no asistencia de jugadores de la primera plantilla al Circo Mundial para seguir aumentando el cisma.

Y ya está montada. El primero en abrir fuego fue López en una entrevista en Radio Euskadi, en la que afirmó que el Athletic debería aportar más dinero para la construcción de ese campo, extremo que fue confirmado al día siguiente por Idoia Mendia, que no contenta con ostentar la portavocía del gobierno además de las carteras de justicia e interior -tras la huida de un retratado Ares, primera rata que abandona el barco, evidentemente sin asumir responsabilidades ni aclarar qué pasó con Iñigo Cabacas- en su tiempo laboral, además, hace sus pinitos como aspirante a directora deportiva del Athletic, llegando a afear a la directiva no haber traspasado a Llorente.

A los desatinos de este gobierno estamos ya acostumbrados después de tres años y medio que, afortunadamente, tocan a su fin. Pero lo que no cabía esperar era que en su afán por echar todo tipo de cortinas de humo a una gestión vergonzosa -esa que deja la Comunidad Autónoma como un solar por su inacción, por su incapacidad, por su única obsesión, la de diluir la identidad vasca en la búsqueda del halago en España- era que  fuesen a utilizar al Athletic en su afán de maquillaje electoral.

Porque el varapalo que las encuestas auguran para los socialistas es importante. Esta vez ni las trampas, ni las mentiras, ni los pactos por debajo de la mesa con los populares mantendrán a López en Ajuria Enea. Suenan las alarmas y Ares se ha puesto las katiuskas , ha decidido entrar en el barro, que es donde se mueve con soltura. Si no, basta con intentar escuchar cualquier informativo de EITB. Una forma sencilla de minimizar daños, según su aritmética,  pasa por obtener escaños allá donde es más fácil conseguirlos, en Araba –donde, ¡oh casualidad! encabezará López las listas según se sabe desde el martes- y, en menor medida, en Gipuzkoa. ¿Qué mejor manera de que no se hable de política que introduciendo en el centro del debate algo como el fútbol? ¿qué mejor forma de hacer  demagogia que usar el Athletic con vistas al votante alavés o guipuzcoano?

Conviene no olvidar que el nuevo campo es propiedad de una sociedad –San Mamés Barria, con “a” vizcaina - en la que existen varios socios con diferente capital (BBK, Diputación, Gobierno, Athletic y, minoritario, Ayuntamiento de Bilbao) acorde al cual deben realizar unas aportaciones de cuantía ya fijada. A cambio, alguna de esas partes condicionó el proyecto inicial y puso condiciones que forman parte de un acuerdo, de un contrato entre las partes. El Gobierno Vasco, que no quiso participar
en el proyecto y que lo hizo forzado por su socio preferente, para no dejar en evidencia otra de las ocurrencias de su presidente, ya tuvo que forzar a que en la infraestructura se incluyese una pista de atletismo cubierta y una instalación para la práctica del salto con pértiga, imperiosa necesidad en una modalidad que todo vizcaino ha practicado al menos una decena de veces en su vida.

Ahora, al calor de la campaña, cuando ha llegado al Athletic una mareante cifra no deseada, el irresponsable lehendakari y su demagoga portavoz introducen a la institución en un debate injusto. Y ya han salido, como no, a hacer el coro a los interesados políticos quienes claman al cielo porque se subvencione el deporte profesional y callan cuando lo que se paga con dinero público son palacios de congresos y teatros. No se puede comparar, dicen. Con la cultura hemos topado. Puede que tengan razón. Ver cantar en Bilbao a la Pantoja o presenciar las imitaciones de Carlos Latre en Donostia está claro que aportan una necesaria pátina de intelectualidad a la ciudadanía.

De las obras de Anoeta, de la supresión ahora de una pista de atletismo también pagada por los contribuyentes, nada. De una obra en Bizkaia, de esa sí, hagamos batalla política. Es inaudito. ¿Alguien se imagina que en cualquiera de las obras públicas que se acometen por parte de las instituciones cada una de ellas fuese variando su aportación en función de cómo evolucione la recaudación? ¿nadie dice que la de San Mamés es una obra clave y necesaria para la regeneración de la zona de Basurto-Olabeaga? ¿no se reconocerá que el Athletic sufraga gran parte, hasta 42 millones de euros, y que además aporta el actual campo, con un valor inmobiliario importante? Debe quedar claro, de una vez, que al Athletic nadie le está regalando nada, no le construyen un campo de forma gratuita. Se está haciendo una infraestructura que traerá numerosas ventajas, una inversión, no un gasto. El Palacio Euskalduna lo ha sido, demos tiempo a que se demuestre que San Mamés Barria también lo será. Una instalación necesaria, como el Palacio de Miribilla o el Frontón Bizkaia.

Pero no es esta la única polémica. El Athletic, ya lo sabemos, lleva tres meses convertido en circo y parece haber convocado una oferta pública de empleo a la que se han presentado un exceso de aspirantes a payaso pero con currículos que provocan más el llanto que la risa. Los alborotadores mediáticos están hoy indignados porque ayer sólo un representante de la primera plantilla acudió a la jornada que tradicionalmente  se reserva para el Club en el Gran Circo Mundial.

Domadores de jefes de obra, jugadores que desaparecen por arte de birlibirloque después de ocultarse tras un paraguas, representantes que ante las ofertas muestran un juego de manos más rápido que el de Juan Tamariz, jugadores que son clones de personajes de animación, presidentes mudos a los que solo falta una bocina en su mano derecha, payasos que actúan en alguna televisión local entre anuncios de aspiradoras, leones sin melena a los que quieren hacer lehendakaris, porteros que tocan la guitarra con la maestría de José Feliciano. Y con 40 millones de euros, aún nadie se ha propuesto pagar a la Orquesta Mondragón la cláusula de rescisión de Popotxo Aiestaran, el enano que falta, porque una vez se asentase en Lezama se teme que conseguiría pasar del metro ochenta.

¿De verdad que disfrutando de todo esto por Lezama era necesario pasar una tarde en el Circo Mundial? Yo entiendo a los jugadores. Están aburridos de circo y, como la mayoría, quieren solo fútbol. Pero es imposible.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

5 comentarios

  1. Genial entrada Gontzal.
    Se ve que estas en plena forma, muy acido y corrosivo y sin dejar títere con cabeza.
    Muy bueno
    Igor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es cuestión de acidez, Igor, es que me indgna el uso que quieren hacer del Athletic, someterle a una presión insoportable, dar argumentos a nuestros detractores, a los de los falsos agravios, a los que dicen que nos hacen un campo y parece que ellos levantaron Anoeta, Mendizorrotza o el Buesa Arena piedra a piedra, cual pirámide de Keops.

      Y cuesta escribir, a mi al menos, sin cabrearse cuando ves algo tan injusto, cuando no se quiere dejar trabajar a una junta, a un técnico... hay demasiado interés en que las cosas no salgan.

      Y sólo faltaba eso, que terciase el vago de Coscojales. Incapaz hasta el último día.

      Eliminar
  2. Parece que lo del Athletic viene bien como cortina de humo en época electoral y tratar, de paso, de cosechar algún voto (y perder algún otro, quién sabe)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una irresponsabilidad, pero qué le vamos a hacer, Iñaki. Al menos, denunciarlo y rebatir a los que están equivocados. Esta mañana en Twitter se lo discutía hasta a alguien como Ramón Zallo, que también cae en el tópico.

      Eliminar
    2. Es que esto ya es el colmo. Que a nadie se le olvide que el Athletic no tiene 40 millones más que antes. Los tendrá en caja pero ha perdido un bien que los valía. Vamos, es como si lo hubiera vendido. Para los que dicen que como tiene 40 millones mas, los tiene que invertir en el campo, propongo que el Athletic se gaste 82 millones en fichajes y nos salga el campo gratis. ¿Qué os parece?

      Eliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.