+ 14

Tres puntos de sutura

Obtuvo el Athletic la victoria de forma convincente, incluso resultó corta para los merecimientos si bien, marca de la casa, pudo también sufrir un susto por aquello de no saber sacar rendimiento a su potencial creativo. Tuvo mérito, porque ni la dinámica deportiva era para ser optimistas, ni la deriva institucional y social parece adecuada para serenar un ambiente que permita centrarse en lo deportivo.

Le costó al Athletic entrar al partido. Si de un equipo de Mendilibar ya se espera siempre una presión adelantada, enfrentándose a un equipo de Bielsa, evidentemente más. Si a ello se une que a la hora de sacar el balón jugado desde atrás se cuenta con mimbres como Gorka, Gurpegi o Ekiza, ese pressing en campo rival cobra más sentido aún. Por ello, los primeros minutos fueron un continuo reguero de imprecisiones y balones perdidos, con cierto nerviosismo en la retaguardia y excesivas pérdidas de balón en el centro del campo, mucho más reconocible, por cierto, con la presencia de Herrera, que aporta un criterio innegable, un desahogo a un Iturraspe que cede gustosamente protagonismo, y una circulación de balón rápido y juicioso, lo que agradecen sobremanera los jugadores de banda. A eso se unió que Iker Muniain se escorase a la izquierda, definitivamente su sitio, y que de Marcos volviese a parecer el Stajanov de los desmarques. 

Lástima la ceguera de Óscar cara a puerta, porque le hubiese permitido certificar un partidazo.
A medida que se fue serenando el Athletic, allá para el minuto diez, más o menos, y fue apareciendo el juego que su entrenador predica, comenzaron a verse combinaciones más precisas, y fruto de una de ellas llegó el gol, en uno de esos automatismos tan característicos hace un año y al que rápido se acostumbran los buenos futbolistas, como Aduriz, que tiene olfato de gol y una actitud incuestionable. Buscó y encontró la asistencia de De Marcos con innato instinto de delantero.

Ahí empezaron buenos minutos del Athletic, liberado, marcando pronto por primera vez en liga, gestionando el encuentro y en balón como tienen interiorizado. Muniain y, sobre todo, de Marcos y Susaeta -otro de los destacados- percutían, Herrera distribuía con criterio e Iturraspe le comía la tostada a Osasuna en la medular. La pena, una vez más, era la escasa precisión en las entregas. Mendilibar tomó rápido nota y decretó dos cambios que mejoraron a los rojillos, principalmente por la fuerza de Lamah, que empujó y bien a los osasunistas. La primera parte finalizó con el uno a cero, escaso, porque bien pudieron Aduriz y de Marcos redondear el marcador, aunque cierto es que el mejorado Osasuna asustó, pero de lejos, en tiros del propio Lamah y, sobre todo, de Lolo, aunque hubiese resultado injusto un gol de un tipo con nombre de caniche.

En la reanudación, más de lo mismo. Unos minutos de incertidumbre dieron paso a un mejor Athletic que falló lo indecible, bien por la característica miopía, bien por los aciertos del murciano Andrés Fernández, que se lució bien lucido. Las variaciones de Bielsa, con las obligadas de Castillo por Aurtenetxe, por lesión, y la de Herrera por precaución, no mejoraron el rendimiento del grupo. Entró San José por Ander, que sigue sin convencer, ni de central ni de centrocampista. Poco antes el héroe de la tarde, Aduriz -al menos como tal lo despidió San Mamés-, daba el relevo a Llorente, que era recibido otra vez más entre pitos y aplausos, aunque el aumento de decibelios de los silbidos demostrara que el enfrentamiento del delantero con Bielsa tenían un culpable claro para la cátedra. Se pudo observar ansioso y nervioso a Fernando, lógico, que se mostró incapaz de aprovechar una clamorosa ocasión en cuanto pisó área. Sigue siendo y será un problema de desagradable digestión para el Athletic.

Así, salvo ciertos apuros por la lógica y desesperada presión de Osasuna en los minutos finales, el Athletic certificó una victoria corta pero bien sustentada en todas sus líneas, con una actuación seria de su zaga, donde Gurpegi agradeció la velocidad de su compañero de zaga e Iraola ofreció un nivel más cercano al que de él se espera. Los rojiblancos ganan, obtienen tres puntos que tienen el sabor de la calma tras las fuertes tormentas, con quince días por delante que deben ser empleados para trabajar en innumerables frentes. Se deben reconstruir puentes en un vestuario aquejado de falta de confianza interna tras romperse uno de los pilares más básicos que existen en el fútbol, el de la inviolabilidad de los secretos de la caseta. También entre plantilla y entrenador, y entre equipo y junta directiva, aunque esto último parece ser que ya se ha comenzado a trabajar, según algunas filtraciones.

Este Athletic cainita ha llegado demasiado lejos en tres meses para olvidar. Paliada la urgencia clasificatoria, recibidos unos puntos que parecen de sutura para un equipo que se desangraba, deben ahora sentarse las bases para serenar un entorno desatado, empeñado en la autodestrucción. Aunque no con el mismo nivel de responsabilidad, cuerpo técnico  plantel de futbolistas, directiva, medios y afición somos culpables de haber situado a la institución al borde del abismo. Porque la imagen dada es impropia, la de un Athletic irreconocible.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

14 comentarios

  1. Desde la tribuna se vio otra actitud en los jugadores, sobre todo en los cambios. Se les veía solidarios y con ganas de ganar. No está mal después de todo lo que está pasando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto Juancar, me imagino que también habrán empezado a verse señalados, el asunto de la cama empezaba a circular en exceso y el rendimiento deportivo de algunos no ayudaba a desterrar dudas. Además, después del asunto de la filtración del vestuario, tras la cumbre con Urrutia, ya era hora de que diesen un paso al frente.

      Eliminar
  2. Cambio de actitud total.
    Un monumental De Marcos,sólo le falta gol,vuelta de Herrera muy necesaria,mejoría visible de Iker,Susaeta, Iturraspe,Iraola ( aunque todavía no llega al nivel esperado ni de lejos) y la ayuda de Ekiza fundamental para la mejora de Gurpegi, aunque este nunca sacará bien la pelota.
    Aduriz nunca debió salir de San Mamés, su label Athletic es incuestionable.
    ¿ No será Amorebieta el mayor accionista de la hemorragia de goles que sufrimos ?. Aunque Gorka también posee unas cuantas.¿Merece la pena soltarle el pastón que pide?.
    Esperemos que esta reacción y los quince días de descanso nos sirvan para templar gaitas y poder ganar en Valencia, nos serviría para seguir a tres puntos del equipo del estado, que no es mala rueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí creo que hay que renovar a Amorebieta.

      Ekiza anduvo bien, pero es un debate cansino el de los centrales, porque todos tienen algo que los demás no tienen, pero Amorebieta a buen nivel, es el mejor de ellos. Sí creo que Ekiza hace méritos para ser el segundo, sobre todo porque con el pie no es peor que Gurpe, aunque al entrenador parece que le tiene maravillado la actitud de Carlos tanto en el campo como en la caseta.

      Eliminar
  3. Partido bastante bueno del Athletic, aunque al final se notó cansancio, mitad por el calor, mitad por el partido entre semana. Afortunadamente los malos presagios no se cumplieron y se ganó.
    Desde luego que se notó la entrada de Herrera en todos los aspectos. En el debe los silbidos a NUESTROS jugadores (que les silben fuera) y que no acabo de ver al equipo bien defensivamente aunque los números en casa me lo desmientan.
    Agradezco, una vez más, la equivocación táctica de Mendilibar - para mí buen tipo pero mal entrenador- por no sacar a Puñal y a Lamah en el once inicial. Si Bielsa hace lo mismo, le crujen.

    A ver si lo de ayer no es flor de un día y se saca algo positivo en el campo del Valencia, uno de nuestros malditos. Este año andan muy irregulares pero son un buen equipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se equivocó Mendilibar, reaccionó y con un poco de suerte, aunque no hubiese sido justo, hubiese podido puntuar. Muy flojo Osasuna, es un alivio.

      Y sí, el equipo no es que defienda como para enamorar, pero al menos consigue mantener la puerta a cero en casa últimamente, si ayuda a frenar la psicosis, ni tan mal.

      Lo de los silbidos del inicio es algo que es incompatible con ser "la mejor afición", que pretendemos, pero que no somos. Basta ya de mitos. Somos una afición pacífica, educada en general, pero ni apoyamos en exceso al equipo, salvo en partidos puntuales, ni somos justos con muchos de nuestros jugadores.

      Herrera marca diferencias, es claro.

      Eliminar
  4. Egun on. Vi un buen partido que hubiese sido muy bueno si se meten sólo dos de las múltiples ocasiones y buenas llegadas a área contraria. Susaeta se hinchó a entrar por banda y De Marcos muy alegre con sus buenas diagonales.
    Aun que en mi humilde opinión, a todo esto ayudó mucho un Osasuna bastante flojo. Sin presión ni faltas. Pero tampoco quitaré méritos al trabajo del equipo.
    Tengo claro que el margen de mejora es enorme. Los jugadores son buenos y lo saben hacer muy bien. Yo lo he visto. ¿qué ha pasado hasta ahora?
    Me gustaría olvidarme de esta pregunta y por supuesto de su respuesta y pasar a hablar de buen juego y buena competencia.
    Aupa Athletic! Gero arte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Txus!

      Coincido en que Osasuna es bastante flojo, algo que es reconfortante, que indica cómo está la Liga y que nosotros podamos recuperar las buenas sensaciones.

      Por eso duelen derrotas como la del Betis o empates como el del Espanyol.

      El margen de mejora es abismal, es difícil hacerlo tan mal.

      ¿Qué ha pasado hasta ahora? Pues un cúmulo de despropósitos impropios del Athletic. Estamos tan poco acostumbrados, va tan poco con nosotros, que el hecho de que se hayan sucedido tantos episodios lamentables nos han dejado fuera de juego.

      Confío en que plantilla, entrenador y directiva espabilen. Sobre todo estos últimos, no se puede estar constantemente actuando como si los problemas no existiesen.

      Eliminar
  5. Kaixo guzioi

    Pues un poco de todo, aunque al final con lo que me quedo es con algunas buenas sensaciones. No obstante, el equipo deberá seguir igual de comprometido. Voy a empezar por lo positivo

    -Nuevos liderazgos. Tras la salida de JM y la mas que probable de Fer, el mando de la caseta lo ha de asumir gente como Aduriz, Gurpegi o Iraola, guardia pretoriana pura y dura y faro para estos momentos. Actitud y compromiso. Se acabaron las starlettes, los manolos, las entrevistas con el "bizconde" de Brunete, la quinta del Colacao y las memeces para el punto pelota. Tras la semana de bochorno, creo que toca cemento en la caseta, y si los jugadores quieren que la nave no solo siga a flote sino empezar a avanzar, hace falta potenciar el colectivo (lo que siempre ha distinguido al Athletic). Espero que el bochorno de la grabación y del contenido de la supuesta "bronca" haga recapacitar a más de uno. Para ello, nada mejor que apoyarse en gente con espolones y con la cabeza amueblada. Se acabó la fiesta.
    -Jugadores recuperados: De Marcos como una moto, Herrera volviendo a dar calidad en medio campo y Aurtenetxe debutando. Estupendas noticias.
    -Defensa: La pareja de centrales estuvo expeditiva y rápida a los cruces. Parece que es lo normal, pero hasta ahora no lo había sido.
    Partes negativa
    -Precipitación. Una de las mejores cosas que practicó el Athletic en algunos partidos el año pasado fue el saber bajar el ritmo del partido, sin especular pero controlando su tiempo con largas posesiones. Que corran ellos, que vamos ganando. Ayer no se hizo, lo qcual degeneró en intentos de laterales de hacer autopases sobre su marca sin cobertura, que como suele pasar, no salieron y generaron ocasiones por parte de Osasuna con llegadas peligrosas. Que ganas de suicidarnos. Tampoco hace falta estar corriendo todo el partido cuando el balón lo tienes tu. El dosificarnos convenientemente puede ayudar a llegar al final de temporada en mejores condiciones.
    -Posición. Como consecuencia de esos intentos de pases de play station y de ir corriendo hacia adelante sin esperar a que el desarrollo de la jugada nos lleve, se crearon huecos importantes en medio campo. A Iturraspe lo vi bien, pero sobrepasado por esos espacios ante pérdidas de balón de los interiores que dejaban al mediocampo de Osasuna demasiados metros para avanzar sin oposición. Hay que tratar de cicatrizar bien las heridas, no nos las abramos nosotros mismos. Vayamos poco a poco. Nos irá mejor y los resultados llegarán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que objetar al análisis, Aitor, perfecto. Coincido en que ha cambiado algo el peso en el vestuario, Aduriz no es del grupo del Cola-Cao y viene más a reforzar al grupo de los Iraola-Gurpe, cuya actitud y cabeza bien asentada no vamos a descubrir ahora. La chavalería se ha quedado sin dos de sus referentes, los más mediáticos, por la salida de Martínez y un Llorente que no está.

      Y sí, coincido plenamente, hay que dar tiempo y tener confianza en que se afiance lo positivo que se vio el domingo, que no fue todo, pero sí mucho, sobre todo después del fiascos como la segunda parte o el partido completo frente al Sparta.

      Hoy he escrito una colaboración para Gara en la que abundo un poco en lo que comentas.

      Eliminar
  6. El sistema necesita movilidad, sin ese factor el Athletic es un equipo del montón. Cuando todas las piezas estén disponibles, me parece mejor cerrar los partidos con Iñigo Pérez en el mediocampo de pareja con Iturraspe, formando el doble pivot que tanto se le pide a Bielsa, en función de cerrar el innegable boquete que existe en el centro del campo, por delante de la defensa.

    Ese ajuste no lo realizaría sacando al enganche por un volante de contención -Herrera por San José - como hizo Bielsa en este partido, ya que se pierde el control del medio. En mi opinión se tendría que sacar a Muniain -que últimamente me esta sobrando- y adelantar a De Marcos. Eso permitiría mantener la movilidad que aporta De Marcos arriba, conservar un distribuidor de balones y tener 2 volantes de contención por detrás del enganche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo. Puede ser una solución, desde luego la de San José no me convence en absoluto, porque tampoco recupera demasiados balones y falla demasiado en las entregas. El problema de Iñigo es que creo que ha decepcionado a Marcelo, le ha dado bastantes oportunidades y ha estado desacertado, además de poco intenso, algo que ha pasado también con Isma López, al que se veía venir su caída del equipo titular.

      A Muniain hay que darle un par de partidos más escorado en la izquierda y creo que volverá por donde solía. Se está equivocando, abusando de la conducción y dando casi siempre pases inverosímiles y tardíos. Con ese juego no va a llegar donde pretende. En banda suele ser más práctico y las pérdidas de balón no son tan peligrosas.

      Eliminar
  7. Estando de acuerdo con casi todo, sigo pensando que con la forma de jugar de ste equipo,dos creadores por delante de la defensa, los dos centrales tienen que estar muy puestos y rocosos.

    Iturraspe y Herrera por la forma de jugar que tienen , arriesgan mucho el pase y se pierden balones que siempre acaban en contraataques del rival.Paso en el primer cuarto de hora del partido.
    No se para que minuto del partido los centrales estaban con tarjetas.

    Yo creo que es urgente un amorebieta al 100% y la contundencia de Ekiza para dar cierto equilibrio, de no ser asi creo que vamos a sufrir ( a no ser que materialicemos nuestras ocasiones).

    De todas formas esto es el estilo Bielsa. Con Caparros, Clemente...
    tendríamos a gurpegui por delante de la defensa y un equipo mucho mas rocoso , y no echaríamos tanto en falta al de Aiegi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en lo de la defensa, a Gurpe no acabo de verlo ahí, pero con el sistema Bielsa tampoco de medio centro.

      Con Herrera recuperado y en forma, creo que se perderán menos balones, aunque el rey de la pérdida de balones tontos creo que es Muniain.

      Y pienso que no es tanto la falta de Javi Martínez como la baja forma de bastantes y los numerosos fallos individuales lo que han lastrado al equipo.

      Eliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.