+ 1

En esta Liga de puente aéreo en la que el reparto de millones, puntos, récord de goles o favores arbitrales viaja sin remedio de Madrid a Barcelona y viceversa, a nadie sorprendió la goleada en el Camp Nou. Lo que no esperaba -o no deseaba- el aficionado rojiblanco era, de nuevo, un Athletic timorato, acomplejado, entregado, que sobrevivió futbolísticamente veinte minutos a base de una correcta circulación de balón en zona intrascendente hasta que llegó la primera situación de peligro. De córner, disciplina en la que el Barça no destaca y en la que el Athletic naufraga.
Continua
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Amén.

    Y, por favor, un tipo como Llorente no puede llevar el brazalete de capitán del equipo ni un solo minuto.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.