+ 18

Hasta nunca, Fernandito

Qué quieres que te diga, Fernando, para este viaje mejor sin alforjas. Porque no has dicho casi nada nuevo, y lo novedoso ha resultado pobre, poco creíble, te deja en peor lugar aún y eso que no era fácil socavar más la tumba que tu entorno te ha preparado.

Dices ahora que las razones de tu marcha se deben, principalmente, a los silbidos y gritos que unos pocos te profirieron influenciados por un sector de la prensa (vizcaina, claro). Como estamos en semana medio festiva y próximos a las navidades, que a todos en mayor o menor medida nos dota de un espíritu más generoso, el asunto provoca más carcajada que indignación.

Porque hay que ser poco listo o, ¡qué coño!, directamente tonto, para pensar que alguien en Bizkaia se va a creer lo que ayer contaste con tus antecedentes.  Sí, sí, antecedentes. Los de haber tomado el pelo y dado largas a dos presidentes del Club,  uno de ellos, incluso, dispuesto a hipotecar el Club con tal de usarte como baza electoral. O todas esas declaraciones de años atrás, y casi siempre a medios de fuera de aquí, en las que siempre dejabas abierta la puerta a probar otras cosas.

Y estas en tu derecho, no faltaba más. Te aferras a tu derecho como profesional, y por ahí no se pueden poner ni pegas ni peros. El problema es que a la hora de exigir que se te juzgue desde el punto de vista de la profesionalidad te falla la premisa más elemental: actuar como tal. No lo estás haciendo. Es más, no debiera sorprenderte que alguien decidiese aplicarte una sanción por bajo rendimiento. Es extraño en el fútbol, pero en el mercado laboral de hoy en día, ese que tienes la suerte de no conocer, del que has rescatado a tu hermano, a gente que suda la camiseta de su trabajo como nadie, desde hace años, se le manda a su casa tras entregárseles por sorpresa una carta y a cambio de menos dinero de lo que tú ganas en un día.

Te ha fallado el compromiso por una pataleta, la de un niñato al que su entorno más cercano, sus compañeros de selección y unas hienas que algunas horas actúan como periodistas le han metido unos pájaros en la cabeza que le han llevado a no querer ni respetar lo que tenía firmado. Has querido marcharte en verano, tarde, mal. Después de haber estado jugando a sembrar rumores en la prensa amiga, o sea, la de fuera. Y todos esos rumores, esas noticas que daban por segura tu marcha en periodo estival se produjeron antes de que te silbasen en San Mamés. Mucho antes.

Se te llena la boca hablando de los títulos que atesoras, de tu palmarés. Si de verdad has llegado a creerlo, me preocupa. Por ti. Porque demuestra muchas cosas, entre otras lo poco preparado que estás para competir al máximo nivel, a ese al que ahora aspiras. Porque un futbolista de primer nivel nunca se daría por satisfecho por haber animado desde el banquillo, se sonrojaría de colgarse medallas con el número de minutos que has acumulado en ambas competiciones. Piénsalo. Si puedes. Si te dejan. A mí me has abierto una vía, no creas. Siguiendo con tu teoría, también poseo en mi haber dos títulos de Liga y uno de Copa. Como socio, cierto, pero viendo los partidos casi tan cerca del césped como tú los de la Eurocopa. Ahí estaba, con siete años, igual, animando a los míos a que los consiguiesen. Y no veas cómo gritaba, con qué orgullo meneaba la bandera zurigorri o cantaba el himno, nuevo por aquel entonces. Con un ímpetu que en tu caso sólo te he conocido celebrando el Mundial junto a Manolo Escobar.

Decías ayer que la afición, salvo esos desalmados que te gritaron estamos en crisis, -fíjate, seguramente en uno de las pocos eslóganes con un mínimo de ingenio que les recuerdo en más de treinta años- sientes que te quiere. Pues no, no demasiado, y a veces haciendo autocrítica yo también he considerado injusto la desproporción de aplausos entre tus salidas del terreno de juego y la entrada, por ejemplo, de Toquero. Algo intuía el viejo y zorro San Mamés. Por algo ha sido.

Te ha traicionado tu carácter, tu falta de empatía, no sé si tu timidez o tu distancia, el que a pesar de llevar aquí desde los once años no te hayas imbuido del espíritu Athletic, de las costumbres más cercanas, del idioma, de la cultura… Creo que tu carácter ha sido tu principal enemigo. Clemente le puso nombre. Fernandito. Y nunca has podido quitarte de encima no ya el apelativo, sino el concepto que encerraba. Qué va. Nunca has sabido romper con esa imagen de futbolista de cristal, blandito, sin carácter, que algunos consideramos el principal problema de Lezama. Sin embargo, contra pronóstico, en tu caso de la noche a la mañana, has sorprendido mostrando un ego de la altura de la Torre Iberdrola.

La selección te ha perdido, te has creído lo que no eres, lo que aún no has demostrado. La oferta irrechazable que por necesidad te ha hecho el Athletic, esa que has rechazado, además, tampoco te ha ayudado. Y quienes te han convencido para que des el salto, no te conocen. Tus aduladores mediáticos madrileños han visto muy pocos partidos tuyos. No saben cómo respondes cuando las cosas se tuercen, se ponen difíciles. No recuerdan que hubo que traer a Aduriz, que ya te dio una lección una primera vez al venir de Valladolid y que te está dando otra ahora. Ellos te juzgan por los anuncios que haces, por las entrevistas que les concedes, incluso te idolatran por ser el español del Athletic, un rehén riojano de los indomables bárbaros del Norte, los de la aldea gala futbolística. Pues sí, con orgullo y a mucha honra. Nuestra poción mágica podría ser el gogoaren indarra, aunque no sé si en Askartza llegarías a aprender un mínimo necesario de euskera como para poder entender el concepto.

Te vas, y es malo para el Athletic, muy malo, aunque ya esta temporada no estás. Pero creo que va a ser peor para ti. Y me alegraré, no te engaño, si fracasas, reconozco que me alegraré. Porque además del espíritu de venganza que casi todos tenemos ahora en Bizkaia, subyace la sensación de que tu fracaso será bueno para quienes a futuro salgan de Lezama. Tú hoy por hoy eres la demostración de que se puede triunfar en el fútbol siendo del Athletic. Veremos si puedes dar continuidad al éxito fuera de aquí. Y si no atesoras títulos con la zurigorri es porque en las finales, cuando has tenido la oportunidad, faltaron tus goles en la misma medida que sobraron las lágrimas. Ya aprenderás, si es verdad que te vas a Turín, lo que se piensa en el mundo del fútbol de los que se abrazan a los rivales después de las derrotas ignominiosas.

Tienes mucho que aprender, mucho. Y de prensa no digamos. A ver dónde quedan todos esos aliados que crees tener cuando las cosas se te tuerzan fuera del Athletic. Echarás de menos hasta al más crítico de los periodistas vizcainos. Me cuentan que tu bestia negra es José Luis Artetxe. Ha sido duro contigo, muy duro, pero desde un sentimiento Athletic que tiene desde nacimiento por vía genética, ese que en tu caso no hemos sabido enseñarte y así nos va, así nos pagas. La de ayer ha sido tu última contribución, pisar el acelerador en tu único objetivo,  la búsqueda de una salida en enero. Aunque sea en un estado lamentable de forma y con una tarjeta de presentación en la que el gol brilla por su ausencia. Esa es la profesionalidad de Fernandito.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

18 comentarios

  1. Se ha creído que salir en los anuncios en primer plano es jugar en la selección española…
    Es muy triste pero es todo como dices. Antes nos hacía falta, pero ya no nos sirve para nada... Me siento mal al pensar que le vaya mal. Pero es lo que más nos conviene. Se que nunca se le ha tratado bien. Porque la gente en general asocia los metros recorridos por segundo a la entrega... Con los melonazos que recibía en la era Caparrós… sacaba oro… Y aun así la gente se metía con él… Y así nos va...
    Pero es que nadie tiene la obligación de tratar bien a nadie.
    Acáso se pensará que en Turín le van a pasar ni media… Que se prepare…

    He llegado a un punto que hasta que lleve la camiseta del Athletic puesta me molesta… En fin, habría que pasar página cuanto antes.
    Lo peor es que por ahí hay alguno más que sigue sin renovar que parece que se cree Beckenbauer… Y por el rendimiento que ha dado desde que falta el saltavallas para ayudarle, se debería de conformar con un tercio de lo que pide…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que a Llorente le vaya mal, Koldo, sería bueno para el Athletic, la constatación de que para algunos jugadores es un escaparate que les permite alcanzar la internacionalidad y disputar, incluso, finales. Perdón, disputar no, participar, que la actuación de nuestros chavales en mayo no alcanza para hablar de disputa.

      No te sientas mal. Que un chaval criado en Lezama que ahora es cadete constate que Llorente llegó lejos en el Athletic pero que su carrera se trunca al creerse mejor, al pensar que el rojiblanco es un Club que se le ha quedado pequeño les hará valorar lo que tienen. Y no hablo de dinero.

      Al Beckenbauer de Cantaura dejémosle tranquilo. Creo que todavía está mirando a ver por dónde anda Messi en el segundo gol del sábado. Criatura.

      Eliminar
  2. Llevo dos días donde sólo os leo. Sólo puedo asentir sobre lo que decís Latxaga o tu. Sin embargo, me permito proponer dos pequeños matices: creo que Llorente post Caparros es un pedazo delantero y vislumbro que se le minusvalora. Segundo y no menos importante: estando de acuerdo en el juicio que merece, adoptaría una posición cínica al respecto. De frente y con los hechos por delante hemos perdido la batalla e la cominicacion, y esa version sera la que usen los representantes de nuestras nuevs estrellas. Disculpa la redaccion de zapatofono.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte por aquí, Bienzobas. Y no seré yo quien discuta a todo un Director Deportivo ambigutarra ;-)

      Es cierto que Caparrós consiguió sacar lo mejor de Llorente, revalorizarlo. Si crees que lo he minusvalorado, el error es mío, me he explicado mal. Creo que es insustituible en el Athletic. Pero sí pienso que no es el delantero de primer nivel que le han hecho creerse, no tanto por la calidad, sino por el conjunto. En el plano anímico no creo que sepa salir de los baches con facilidad. En el Athletic se tiene paciencia, seguramente por necesidad, por falta de alternativas, tanto en plantilla como en el mercado.

      Pero dudo que en una Juventus o donde quiera que vaya, tengan con él paciencia si falla los goles que ha fallado en los dos partidos contra el Hapoel y eso les cuesta, por ejemplo, no pasar de la fase de grupos de Champions. Ahí es donde creo que no sabría salir del bache. Pero es solo una especulación, un pronóstico, hablar sobre hipótesis.

      Y sí, en lo de la comunicación hemos perdido una batalla que es de por sí difícil y en la que esta directiva tiene una política que nos está hundiendo.

      Gracias por pasarte por aquí, ya sabes que se valoran tus opiniones.

      Eliminar
  3. Tienes mucho razón en varios puntos que planteas, pero creo, desde mi humilde opinión, que el tema del idioma que no habla (al igual que él hay otros muchos, y no solo jugadores)está de más.
    Como digo, no creo que sea imprescindible empaparse de un idioma para jugar al fútbol. En el fútbol no hace falta más idioma que el del balón, punto. Hables euskera, ingles, chino o hebreo...lo único que hace falta es dejarte la piel en el terreno de juego. Nada más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo anónimo, para jugar a fútbol se puede ser incluso mudo. Hasta para ser presidente, según parece ;-)

      Lo único que trato, con ello, de reflejar es lo poco que se ha imbuido Fernando Llorente de los valores del Athletic, de todo lo que le rodea, de su poco arraigo en la sociedad. Nada más.

      No es algo que pretendiese que se interprete de forma literal. Gogoaren indarra creo que tiene un significado que entronca muy bien con lo que el Athletic representa, con cómo pelea en el mundo del fútbol pese a las limitaciones.

      Eliminar
  4. Llorente se equivoca al culpar a la prensa porque nos toma a los aficionados como seres fácilmente manipulables. Ahora, la reacción de los medios, como este artículo, es una pataleta, una rabieta de crío. Hasta hace nada era "don Fernando" y ahora es "Fernandito" que en euskara sólo sabe decir "agur".
    Y hablando de bajo rendimiento yo miraría al palco porque esta situación no le habrá pillado desprevenido a Urrutia que prefirió quedar como un "esencialista" ante los socios y dejarle un problema en el vestuario a Bielsa. Espero que haya un poco de cordura por todas las partes y la situación no se alargue hasta junio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu opinión, Periko. Eso sí, ni esto es un medio de comunicación, ni el que escribe es periodista, ni lo escrito es un artículo.

      Es un comentario de un socio del Athletic, de un aficionado, igual que el tuyo, este al que respondo.

      En lo que dices de Urrutia, efectivamente, su esencialismo, su forma de ver las cosas no han contribuido a solucionar el problema.

      Y Llorente nunca ha siado Don Fernando por aquí. Tampoco Fernandito.

      Pero en la rueda de prensa de ayer sí dio la misma imagen que llevó a Clemente a bautizarle de semejante manera.

      Lo lleva haciendo desde hace tiempo, desde que decidió marcharse. O quizás antes, cuando sabiendo que no quería continuar jugó con esta directiva y la anterior.

      Eliminar
  5. Joder,suscribo hasta la ultima coma de esta carta,yo no hubiese explicado mejor esa sensacion que me deja este señor en el cuerpo,es una mezcla de verguenza ajena y odio,odio igual no es la palabra pero estoy muy dolido como cuando te dejaba una chica o sufrias por alguna..(es una metafora) me siento como que me ponen los cuernos ,me engañan y encima se creen que soy bobo.Minga fria que asi le llamaba Clemente es un inmaduro y parece que le faltase un hervor.Alla donde vaya se acordara de esta aficcion que tanto le ha perdonado y si ,yo tambien me voy a alegrar de que no triunfe y me podeis llamar lo que querais pero estoy muy dolido.De desagradecidos esta el mundo lleno,alguien ,aunque sea un buen amigo no le puede decir que se va a pegar una ostia como un piano? Esta claro que muy buenos amigos no puede tener. En fin vaya usted con Dios,que falta te va a hacer.

    ResponderEliminar
  6. Ondo etorri, Kili.

    No está mal traído el ejemplo. La sensación de cuando te dejan por otro con más dinero después de haber dado todo lo que tenías.

    No te sientas mal, no es venganza, es necesidad de que se demuestre que el Athletic es la mejor opción para triunfar para alguien que sale de Lezama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no todos somos capaces de describir nuestros sentimientos y menos escribirlos, pero tu das en el clavo. Gracias porque yo nunca no lo podría haber expresado mejor.A veces me siento hasta mal por desearle lo peor a Fernandito pero es lo que se merece,como me gustaría verle volver con las orejas gachas y el rabo entre las piernas..... Pero sera demasiado tarde ya... Un saludo crack!!!

      Eliminar
    2. Olvídate, y a quien te critica, le preguntas. Cuando en una empresa alguien con quien tienes amistad se marcha a la competencia, ¿qué prefieres que le vaya bien y pueda poner en juego tus lentejas o que no le vaya demasiado bien y a tu empresa le siga yendo bien?

      Eliminar
  7. Entre Latxaga y tú, Gontzal, habéis hecho que no me haga falta escribir lo que pensaba. Y está mal desear el mal ajeno pero...
    En cuanto al idioma, seguro que si marcha al extranjero hace enseguida sus pinitos, como algún otro. Y a ver a quién culpa si el futuro no le va como él (o su entorno) ha (han) previsto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskerrik asko, Iñaki. Ya sabes que solemos tener sintonía. En lo que respecta a Juan Carlos me hizo gracia porque al de un rato de colgar el post entré en Juego de Cabeza y leí el suyo. Las coincidencias son evidentes, pero es que creo que es un sentimiento bastante extendido entre los Athleticzales en general, sobre todo de aquellos que no tenemos animadversión a la actual junta.

      Eliminar
  8. Gontzal, lo has bordado. Ayer en San Mames sentí vergüenza al ver a semejante individuo con el brazalete de capitán.
    A los que te critican con respecto a los comentarios del euskera, decirles que yo tampoco lo hablo por torpe y por desgracia, pero intento día a día "chapurrotear" un poco más y poder pronunciar algunas frases, aunque solo sea para agradecer a este país y devolver a estas gentes una mínima porción de tanto como me han dado.
    En nuestra familia ha imperado la frase "De bien nacidos es ser agradecidos".
    Y les pregunto a alguno de los que se quejan....Quien de vosotros no ha ido a un lugar cuya lengua desconoce, y no se ha preocupado en aprender en su idioma como se pide un café, como se saluda, o como se dan las buenas noches nada más llegar ...Ninguno, bien pues eso es más que lo que se ha preocupado Fernandito en tantos y tantos años en los que le han ayudado y soportado hasta que se ha hecho jugador, bueno pero no tanto como el se cree y algunos le jalean,claro que a algunos lo que mejor se les da de el fútbol es hacer la ola, o echarle la culpa a Urkullu como Besugoiti ( Tengo entendido que le llaman así dentro de su partido).

    Y por cierto a mi y tengo más años me llaman, Fernando, Fernan , Fer, Fernandito, Don Fernando y en la calle de tú, y nunca me siento ofendido....Algunos que susceptibles son.
    Y a Josu al cual vote, le recomiendo que con algunos el único remedio es operar y extirpar, que el vestuario mejorara con la tranquilidad.
    Y para el de la vinotinto lo mismo, me parece una aberración pagarle ese dinero,creo que existen soluciones mejores si Marcelo apuesta un poco más por la cantera en partidos serios.
    Y por cierto ojalá en la prensa hubiera más Latxagas, Artetxes,Merodios, Lapitz y menos cavernas mediáticas....se respiraría mejor y se vendería más prensa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del idioma es una batalla perdida, y no quiero centrar el debate en lo accesorio, pero como dices, o como bien dice Iñaki en el comentario anterior, parece que llegar a este país no implica el respeto que sí se suele guardar hacia otras culturas o idiomas cuando se emigra. Es un tufillo imperialista el que se transmite.

      Messi dio ayer toda una lección cuando le preguntaron sobre el catalán.

      Lo del brazalete es como lo de la camiseta. Ha llegado un punto en que la continuidad del nueve es una afrenta. Ayer San Mamés fue claro. La pelota, en el tejado de la directiva.

      Eliminar
  9. http://www.elathleticclub.com/2012/12/05/como-periodista-algo-tengo-que-decir/

    Espero que os parezca tan correcto como a mi el artícuo de Gontzal, que lo ha bordado.

    Un saludo. Michel

    ResponderEliminar
  10. Llevabas tiempo sin escribir, Michel, pero veo que has vuelto con energía. Coincidimos, aunque creo que es fácil si se siente mínimamente el Athletic.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.