+ 13

¿Regreso al pasado?

Se trataba de ganar, de obtener los tres puntos, de poner cierta distancia con respecto a las posiciones de descenso. Y se consiguió. De manera sufrida, trabajada, sin brillo, con un fútbol trabado, aburrido, más propio de otra época. Pero se consiguió. No es poco para una entidad que en verano decidió tomarse en el sentido más literal aquello de vivir a lo loco.

Bielsa metió el bisturí al equipo para suplir las bajas, optando por Ramalho para el lateral derecho, por San José para ocupar la plaza de Iturraspe y sacrificó a un Muniain en horas muy bajas para dar la titularidad a Ibai. No le salió mal la apuesta si se mira exclusivamente el resultado, aunque desde el punto de vista del juego sí caben más matices. A Jonás le costó todo un primer tiempo entrar en juego, se le vio nervioso e impreciso y sólo en la segunda parte justificó las razones que han llevado al rosarino a considerarlo su segunda opción para el lateral. San José si cumplió, y no lo tenía fácil. Su rendimiento como central había dejado mucho que desear y los pocos minutos que había gozado en el medio centro casi siempre habían coincidido con algún siniestro en el marcador para el Athletic. Sin embargo, aportó bastante en el juego destructivo y no desentonó a la hora de hacer circular el balón.

A la finalización del partido cuestionaron a Bielsa sobre la posibilidad de que San José e Iturraspe compartan a futuro la posición de mediocentros, pero Marcelo, tras una larga disertación, dejó claro que aunque se trata de una clara tentación, ello conllevaría prescindir de Óscar de Marcos como segunda referencia ofensiva y no parece estar dispuesto.

El Athletic, con todo, sigue en estado crítico. Porque en la victoria de ayer estuvo, de nuevo, sostenida por Aduriz, el líder de este equipo en el campo, al que tocó luchar, hacerse sitio y transformar en gol uno de los pocos balones en condiciones que le sirvieron. Casi todos ellos, por no decir todos, provinieron de la banda izquierda, donde Ibai, que a pesar de haber desterrado a Isma López de la lista de posibilidades para esa posición, tampoco está para grandes alardes. Eso sí, el de Santutxu lo intenta y siempre tiene la intensidad como tarjeta de presentación, que en este equipo siempre, pero más ahora, es un activo a tener en cuenta.

Y lo es porque de la intensidad, de la velocidad, de la insistencia constante para el ataque del que este equipo hizo bandera la pasada temporada, no queda ni muestra. Susaeta y de Marcos, artífices en gran medida de la ingente producción ofensiva del pasado, continúan desaparecidos, sin descaro, sin chispa, con unos niveles de acierto poco aceptables incluso para ellos. Algo parecido sucede con Amorebieta. Un jugador internacional, aunque sea con Venezuela, que aspira a un contrato a largo plazo a cambio de una ficha descomunal, no puede salir al terreno de juego como lo hizo el nacido en Cantaura en la primera parte.

Y bien que pudo el Athletic haber pagado cara su actuación. Afortunadamente, el árbitro decidió no ver el claro penalti que cometió. Porque contar con un Teixeira como trencilla convierte un partido de fútbol en un deporte de riesgo, a la altura del puenting. Vamos, que acojona. Pero ya se sabe que estos dos hermanos cántabros pitan en función de los contendientes y saben que el Celta no tiene gran ascendente en la Federación por lo que cerró los ojos como nunca haría con un equipo de más entidad.

Para la anécdota quedó Fernando Llorente. Saltó a calentar, recibió pitos aislados, también de Los Celtarras, siempre dispuestos a secundar las causas de Herri Norte, y volvió a sentarse ante la indiferencia general. Significativo. Bielsa ya demostró el pasado jueves que alinear al de Rincón de Soto en San Mamés, hoy por hoy, es nocivo para el equipo y lo volvió a certificar ayer, al punto de que prefirió dejar terminar el partido a un Aduriz cuya rodilla preocupa al cuerpo médico sobremanera. Pero no estaba el equipo como para someterse a plebiscitos, a broncas, a algo que no fuese evitar que el Celta, que consiguió mandar en la segunda parte, igualase el marcador.

Y así discurrió la tarde, con más pena que gloria, con más puntos que fútbol, como un regreso a un pasado reciente, a un fútbol de buzo, pico y pala, como si lo de hace un año hubiese sido un episodio aislado. O un sueño que acabó en pesadilla. Acudí a San Mamés tras semanas de ausencia y pude constatar que la sensación de desencanto está más que extendida. El público acudió en masa, como casi siempre, pero no espera ya grandes alegrías en esta campaña. Queda la Copa, en la que sólo cabe esperar que se certifique el pase ante el Eibar y hacer un papel digno ante un Málaga enrachado.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

13 comentarios

  1. Ayer solamente faltó en el déja vú, algunos topicazos con acento andaluz en la sala de prensa.Hasta se hicieorn dos cambios para perder tiempo.
    Partido plomizo, pudo ser empate pero afortunadamente no lo fue. Me gustaron cosas de Ramalho, no tiene la calidad técnica de Iraola pero es más rápido y fuerte, creo que Ekiza hizo un buen partido y San José puede ser medio centro aseadito o delantero centro heroico, pero no defensa.
    Lo de Amorebieta es para mirárselo, el hermanito Teixeira (el que no es un genio sordo) le perdonó la vida. ¿A santo de qué vino nada más empezar el partido el patadón que arreó a Aspas en el centro del campo?

    Un equipo de los cinco primeros nos hubiese ganado ayer con total facilidad.
    A sufrir contra el Eibar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je je je, así fue, sí. Sólo faltó el acento andaluz o la bronca con acento argentino al recogepelotas de turno para que no se diese prisa para devolver los balones.

      Y sí, Amorebieta jugó con fuego y pilló a Teixeira con pocas ganas de líos. Pero este chaval si no ha aprendido ya, poco margen le preveo ya.

      Contra el Eibar a ver, creo que no iré, no me viene nada bien. Pero es una piedra de toque importante para ver cómo respira la tropa, cómo de serio se van a tomar lo que queda de campaña. Y no estoy muy optimista al respecto.

      Eliminar
  2. Estoy bastante de acuerdo en la valoración de San José como medio centro, creo que la falta de agilidad que tiene para reaccionar cuando le cogen la espalda queda más protegida, e indudablemente tiene técnica a la hora de pasar el balón. Creo que la irregularidad de Iturraspe se nota mucho este año, ante la falta de acompañamiento por el mal momento de sus compañeros, para mi y a pesar de que cierta parte de la prensa le destacó su partido frente al Spartak fue lamentable, tan solo la presencia de Moran le ayudo un poco .
    Todo el primer tiempo de Ramalho no fue malo, para mi sólo los primeros 25 minutos, de hecho los tres centros que llevaron apuros a los celtiñas vinieron de él, y fué suyo el único disparo con intención, cosa que en este equipo se echa de menos y es curioso que los dos únicos como tales de los dos partidos recientes sean de discípulos del Cuco, Jonas y Erik.
    Lo de Amorebieta no tiene arreglo, es de psiquiátrico, la cesión de cabeza a Gorka,la patada a Iago , el balón que pierde por falta de reacción, la verdad es que en el descanso hubiera ofrecido momio a que no acababa el partido, y creo que si en lugar de Borja hubiera estado Gurpegi, hubiera sido así.
    La verdad es que sigo opinando que es una autentica barbaridad renovarle por ese dineral, creo que con minutos Laporte será mucho mejor en ese puesto y con mucha más cabeza, aunque no le veo a Marcelo apostando por la cantera salvo en casos de extrema necesidad o en partidos sin trascendencia alguna, los casos de Raúl,Iñigo Ruiz de Galarreta lo confirman, salen juegan bien y no vuelven a aparecer.
    Hemos pasado de Caparrós que hacía debutar hasta los boinas, a Marcelo que tiene que verse en la extrema necesidad para echar mano de alguno no habitual , y aún entre estos prima el escalafón.
    Y si a Iker le puede venir bien el banquillo, creo que a Susaeta le puede servir la misma receta, ya que desde que ha renovado no le ha dado un palo al agua, corre como pollo sin cabeza, y en fútbol y en el puesto que se desenvuelve hay que llevar esta muy erguida y mirando arriba, no al balón.
    los Texeira brothers el día que no estén el Arminio y Manolito el del banco, no arbitran ni los partidos de los chavales en la plaza de su pueblo, son impresentables.

    ResponderEliminar
  3. San José ya estuvo bien los minutos de la basura en BCN. Su rendimiento suele estar a la altura de su capacidad de concentración, o mejor, de su capacidad para controlar su querencia al despiste. Ayer anduvo despierto todo el partido y se nota. Es cierto que no se inició el juego con clarividencia, pero con la inestimable colaboración de De Marcos, Susaeta y el propio Ibai el único balón claro era el que se ocasionaba con las innumerables bajadas a mediocampo de Aduriz. Si añadimos que los laterales fueron durante treinta minutos un despropósito con piernas, creo que ayer no se hubiera generado juego ni con un mediocentro genéticamente extraido de una mezcla de DNA de Pirlo con De Andrés. Los medios es lo que tienen, que lucen de cojones si tienes tipos por delante tirando desmarques y laterales subiendo a cascoporro y resultas timorato, inseguro y carente de luces en cuanto tus compañeros se te paran. Ayer me pareció evidente que nos movimos en el segundo de los escenarios.
    Por cierto, Gorka sacó el mano a mano con De Lucas que apañó el resultado: me estaba aburriendo de resaltar paradas en partidos en las que no valen para nada desde la patética visita al Calderón.
    Por último, que aburro: o mejoramos al menos al impresión en las contras o nos van a encerrar más veces equipos tan blanditos como el Celta. Si no generan peligro que al menos lo parezca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ahondando en lo que dices, Bienzobas, el Athletic no podía esperar mucho más del partido, porque meter un gol tirando dos veces a puerta no te puede asegurar la victoria. Del Celta, parecido, entre palos la de De Lucas y poco más, ahí estuvo bien Gorka.

      Lo del centro del campo es preocupante. A un Muniain en horas bajas, entre fuera de forma y desganado, y Susaeta o de Marcos que no son ni sombra de lo que fueron, el equipo de ahora se parece como un huevo a una castaña al del pasado año.

      Y lo de los laterales... pues qué quieres que te diga, Ramalho no me gustó nada en la primera parte y en la segunda sí mejoró. De Aurtenetxe poco que destacar. Y no será por falta de oportunidades.

      Eliminar
  4. Tan aburrido y de tantos nervios finales que ni tome notas para mi libreta
    Y lo que nos faltaba, Verdi como en los grandes partidos.

    Pregunta puñetera: ¿si ganamos al Mallorca echarán a JJ?

    ResponderEliminar
  5. Y que opinais de Herrera?
    Siempre se adorna en exceso, el año pasado nos costaron unos cuantos goles sus perdidas de balón y con esa forma de jugar nos costaran mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y una de las veces jugando a mago del balón muy cerca del área. Ahí creo que se necesita algo más de energía por parte del cuerpo técnico de una vez. Con Herrera y con Muniain, que los dos son bastante irresponsables con el manejo del balón, han propiciado muchas contras de los rivales y demasiados goles en contra.

      ¿Creemos en que es un tema de juventud?

      Eliminar
    2. Negar cierta temeridad y ornamentación excesiva sería ir contra la realidad. Ahora bien, preguntaos por un momento quién tiene uno contra uno en medio campo para dar salida al balón, y como estoy generoso podéis incluir laterales y volantes de los costados. Por sacudir sólo al que lo hizo medio bien y no ahondar en la herida: Ibai intentó tres o cuatro regates... no se fue en ni uno.

      Eliminar
    3. Ibai en el uno contra uno está claro que es jugador de segunda B. Le salva el balón parado y ciertos centros en velocidad. Y la intensidad, ahí le da mil vueltas a Isma López o al Muniain de hoy por hoy.

      Y es verdad lo que dices, Bienzobas, pero Munian o Herrera serán jugadores trascendentes cuando mejoren en el acierto a la hora de manejar la bola. Creo.

      Eliminar
  6. Si ya te digo, Gontzal, que tanto Herrera como Muniain deben volverse más juiciosos. El problema que veo es qué demonios haces con la pelota en un partido con el rendimiento que dieron Susaeta, De Marcos y las pocas habilidades que demuestra Ibai... o te la comes, o das el balón atrás o te la juegas. Se puede reprochar una mala elección a quien puede elegir, y, personalmente, no vi a Herrera en condiciones de elegir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se echan en falta desde que empezó la temporada los desmarques de ruptura que eran una constante el año pasado. Y ahí, aunque Susaeta no esté bien, al que no se ve es a de Marcos, seguramente el jugador más clave en el juego del año pasado.

      Y en eso tienes razón, es complicado a quien tiene que repartir el balón hacerlo rápido si nadie se mueve o si se mueve para marcarse a sí mismo.

      Eliminar
  7. Esta claro que Ander no tuvo ninguna ayuda, de hecho fueron muchas las veces que tuvo que ofrecerse Aduriz en bandas y bajando al centro para ofrecer salidas, con el desgaste que ello produce.
    A Susaeta parece que se le ha acabado la capacidad de desborde y los desmarques sin balón, estorbándose con De Marcos en varios de ellos y provocando pérdidas muy peligrosas.
    De Marcos que parecía mejorar, ha vuelto a la mala racha,son demasiados jugadores fuera de onda para tratar de que un equipo funcione.
    Ibai flojo, pero en estos momentos el tuerto en bandas.Menos mal que Aritz aprovecha casi todo lo poco que le llega.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.