+ 8

Futbolzale barri bat ete?

Heldu zara. Luze egin jaku, ez uste. Bai, badakit bederatzi hilabete direzela, bueno, berrogei aste medikuen esanetan, baina geure kasuan gitxi batzuk gehiago izan dira… bardin da, urte batzutan, lasaiago, azalduko deutsut. Erditzea gogorra eta luzea izan da, zuretzako, argi dago, eta amarentzat bereziki, pisu nahikotxogaz jaio zara, ez da hain arrunta izaten neskatxu batek lau kilogaz jaiotzea! Ganera, presarik ez dozu izan, pare bat egun gehiago gelditu zara hor barruan.

+ 4

Un Athletic con inmejorable salud

Si no fuese por la extraña concatenación de acontecimientos que han alumbrado un sainete de cuatro meses de duración, podría decirse que el Athletic es el espejo en el que debieran mirarse no ya los clubes que forman ese ente que urge desmantelar, la LFP, sino la gran mayoría de los europeos. Que una institución que ha jugado dos finales la pasada temporada se presente a fin de ejercicio sin deuda neta, es más que reseñable.

+ 26

Otro capítulo más para el culebrón

Ayer lo cuestionaba en GARA, y veinticuatro horas después de ver la luz la columna ya está respondida la pregunta. Ya conocemos otra parte del contenido de la ya famosa arenga de Bielsa a sus jugadores. La semana pasada fue El Desmarque Bizkaia y hoy es DEIA quien nos ofrece lo que dicen que es el resto de la charla.

+ 0

Quince días para reconstruir puentes


Nueva colaboración en Gara, el día en que se entrevista a los padres de Iñigo Cabacas, cuando se cumplen seis meses de su muerte y aún nadie ha dimitido ni ha resultado condenado.

+ 14

Tres puntos de sutura

Obtuvo el Athletic la victoria de forma convincente, incluso resultó corta para los merecimientos si bien, marca de la casa, pudo también sufrir un susto por aquello de no saber sacar rendimiento a su potencial creativo. Tuvo mérito, porque ni la dinámica deportiva era para ser optimistas, ni la deriva institucional y social parece adecuada para serenar un ambiente que permita centrarse en lo deportivo.

+ 5

Una derrota más que lógica y previsible

Que levante la mano aquel al que la derrota de ayer le sorprendiese. Incluso al que le extrañase la imagen que transmitió el equipo. Lo destacable hubiese sido lo contrario, que con la que está cayendo el grupo de jugadores, inmaduros a más no poder, hubiese sido capaz de sobreponerse e imponer el fútbol que la pasada campaña hizo que se les suponga.

El diagnóstico parece cada vez más claro. En Bucarest, la crisis constante, el frikismo, el hazmerreír, se bajó del autocar del Atlético de Madrid, que ahora se pasea lozano por todas las competiciones, y se subió al del Athletic. Porque hay que reconocer que Ibaigane se ha convertido, hoy por hoy, en el protagonista absoluto de esos espacios destinados a “informar” sobre el absurdo que rodea al fútbol.

+ 23

El inaceptable comportamiento de Llorente

Hace menos de una semana definíamos la situación de Llorente como de falsa normalidad pero, sinceramente, no se esperaba entonces que tan pronto fuese a estallar un nuevo conflicto quizás magnificado por el estado de histeria colectiva en que se halla inmerso el Athletic y por el denodado interés de algunos medios en amplificar cualquier asunto que pueda poner contra las cuerdas la gestión de la actual directiva.

Es cierto que cuesta asimilar lo que en tres meses ha ocurrido en torno al Club, que resulta incomprensible que de una temporada ilusionante se haya pasado a un ambiente que recuerda demasiado al que se vivió en la segunda temporada de Fernando Lamikiz al frente del Athletic. La responsabilidad, es evidente, recae sobre los actuales rectores, que han confundido discreción con mutismo y que en una época de demanda constante de algo que se parezca a información –ojo al matiz-, que alimente a todo un conglomerado de radios, periódicos, televisiones a las que se suma unas insaciables redes sociales, han creído que una comparecencia mensual serviría para mantener al Club a salvo de la vorágine.