+ 8

¿Cerrando el paréntesis abierto en Bucarest?

Así, sí. El triunfo del Athletic, necesario tanto para coger aire con respecto a las posiciones complicadas de la tabla como para recuperar la autoestima, no pudo ser más contundente. En lo cuantitativo, goles y puntos, como en lo cualitativo, aspecto en el que se volvió a ver a aquel Athletic que se perdió el nueve de mayo.

El juego agresivo, rápido, contundente, ambicioso, volvió a caracterizar a los pupilos de Bielsa. Fue significativo que para el minuto dos de Marcos ya pudo adelantar a los rojiblancos locales, pero tanto Oscar como Susaeta siguen necesitando de demasiadas ocasiones para transformar un gol. Con todo, ayer ambos volvieron por sus fueros, a protagonizar el dinamismo que les caracterizó el pasado año y que fue clave en convertir al equipo en una máquina de fabricar desmarques.

Por ahí ganó el Athletic el partido, a raíz de marcar un ritmo muy alto al encuentro y buscar una y otra vez las rupturas. Bien dirigidos por Herrera, con un sorprendente San José anclando el centro del campo, un Muniain que mostró señales de mejora y un magnífico Aduriz, un lujo de futbolista, por su tesón, su entrega, generosidad y acierto. No fue casual que Aritz participase en prácticamente todas las jugadas de peligro y en los goles, demostrando que la actitud en fútbol es tan importante o más que la aptitud.

La primera parte bien pudo complicarse, a pesar de gozar el Athletic de mejores ocasiones, pero Gorka, por fin, estuvo a la altura de lo que un portero debe aportar a un equipo, algo que también hizo Courtois para el Atlético.

Sin demasiada fortuna en ataque, pero al menos defendiendo en condiciones, la reanudación permitió ver un partido distinto, con algo menos de posesión, pero más directo, contra un Atlético que se fue desesperando a medida que los minutos avanzaban y veía que sus llegadas no se convertían en situaciones de gran peligro, sobre todo a partir del gol de cabeza de San José, segundo goleador de este Athletic.

Y ahí surgió lo más positivo del Athletic, el que recordó al que hace un año motivó que el orgullo futbolístico regresara a Bizkaia. Sin entrar en las marrullerías de un Atlético que bien pudo quedarse con nueve jugadores si no llega a mediar el impresentable consentimiento del inefable Muñiz, un sinvergüenza. Porque, de nuevo, en un enfrentamiento contra un equipo madrileño volvió a quedar de manifiesto la patraña que encierra el concepto villarato inventado por el tal Relaño para denunciar unos favores arbitrales que no existen para el Athletic.

Como una moto acabaron los rojiblancos, arrasando al Atlético a la contra, buscando los huecos, las diagonales, los desmarques, combinando el juego por banda con toques antológicos de Herrera o del propio San José. El segundo gol, por ejemplo, fue toda una demostración de que no se ha olvidado lo que tanto costó aprender. La forma de sacar el balón de Laporte, el pase de Herrera o el movimiento de Aduriz para hacerle hueco  a un Susaeta por fin acertado.

Había pendientes demasiadas cosas. Cerrar el paréntesis que se abrió en Rumanía, centrarse en lo deportivo, aparcar lo no relacionado con lo que se ve en el campo, hacer piña entre quienes quieren seguir en el Athletic y pensar que aún es pronto para dejar de pelear por engancharse a los de arriba de la tabla. Valorando a los que están, pensando que el Athletic seguirá existiendo a pesar de las deserciones. Porque no deja de ser motivo de alegría que en el momento en que hay un central decide bajarse del proyecto surja de abajo una promesa como Laporte. Eso es el Athletic.

Tampoco es casual que el equipo rindiese el día que Bielsa decide, de nuevo, aplicar la cordura y retirar a de Marcos del lateral izquierdo, por ejemplo, o resituar a Muniain en banda izquierda.

Aún es pronto para echar las campanas al vuelo, pero ha habido que esperar hasta finales de enero desde mayo para tener un motivo de alegría. Porque si los puntos eran necesarios, más aún lo era que el grupo diese muestras de que estaba futbolísticamente vivo. Y esta forma de ganar, desde luego, resulta más convincente y prometedora que la que se empleó para derrotar a Celta o Mallorca.

Ahora espera Valladolid. Otra prueba para calibrar si la recuperación es coyuntural o si, de una vez por todas, la caseta se ha conjurado para demostrar un mínimo de orgullo. Porque aún no se ha hecho nada. Y qué bien se está sin fernandos.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

8 comentarios

  1. Joerr que alegria tengo en el cuerpo!!!! Me dice mi mujer que parece que me ha tocado la loteria,jajaja!!!La verdad es que no,pero estoy contento por mi Athletic,que ayer rayo a un nivel muy alto a mi parecer... Por fin se vislumbra la luz al final del tunel,y por fin se demuestra que la teoria de que el nivel fisico de los jugadores estaba por los suelos ,era erronea,yo abogaba mas por una situacion animica mas que fisica,creo que ayer se demostro que el nivel fisico es alto como apuntaba Herrera. Estoy de acuerdo en que Bielsa corrigio las posiciones de de Marcos y Muniain y logicamente se noto que ese es su sitio o por lo menos donde estan mas a gusto.No creo en los puntos de inflexion famosos,creo que son los jugadores y su estado animico el que son determinantes a la hora de afrentar los partidos,depende de ellos exclusivamente en que lugar de la tabla quieren estar. Respecto al arbitro ,es una verguenza los dos penaltis que se trajo y alguna expulsion tambien,la verdad me da asco el arbitraje que en el 90% de las veces perjudica al equipo. Hecho de menos un presidente o junta directiva que se queje un poco joder!!! No lo hacen los demas? Esta bien ser un club señorial y serio pero no bobos ni idiotas. Ahhh!!! Se me olvidaba,con respecto a lo de Amorebieta si se quiere quedar que se quede pero que vaya a pegar el atraco a otro sitio que aqui ya le conocemos y que no maree tanto la perdiz y que no pida imposibles por una temporada buena que ha hecho,y las demas?En fin muy contento y espero que el equipo haya encontrado ese equilibrio que tanta falta hace,esperemos y veamos que nos deparan los siguientes partidos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Kili, lo de la teoría del cansancio físico es un pitorreo, porque parece ser que los futbolistas no tienen capacidad de recuperación. Es una leyenda urbana, como eso de que las lesiones de pubis son por culpa de Bielsa y Bonini, cuando hasta la propia doctora Ulrike lo negaba recientemente en una entrevista.

    Sobre los árbitros, sinceramente, no sé qué es mejor, si quejarte o callar. Muñiz es un caradura cuya actuación pasa a segundo término por el resultado, pero fue calamitoso. No solo por las agresiones que consiente, sino por su falta de criterio con el juego con las manos. Lamentable.

    Yo sí creo en los puntos de inflexión, pero más en el capítulo anímico que en el físico. Este grupo necesitaba que le saliese algo bien, desde mayo todo eran pegas y problemas. Ahora veremos, no tiene sentido echar las campanas al vuelo, que en Valladolid no recuerdo un solo partido bueno del Athletic.

    Eso sí, ayer creo que se me quitó un poco la cara de tonto que traje de Bucarest. La parte que corresponde a lo futbolístico, la de nacimiento no se quita ;-)

    ResponderEliminar
  3. Buen partido, como los de la temporada pasada, y Gorka decisivo. No se trata de que haga muchas paradas sino de que las haga en momentos decisivos.No obstante, dejó la marca de la casa cuando no permitió que saliera el balón fuera con Ekiza lesionado y Bielsa se desesperó con él.Faltó un pelo para que procediera contra Iraizoz como si fuera un jefe de obras.
    Nos ha venido bien encontrar a un Betis y Atlético muy saturados de partidos, hemos acabado físicamente mucho mejor que ellos.

    Y ahora hay que seguir en esta línea en Pucela, una lástima que sea en viernes por la noche; es un buen sitio para ir a ver al Athletic.Creo que notarán la baja de Ebert y hay que tener cuidado con Oscar, siempre nos la lía, y eso que es un gran admirador del Athletic.

    p.d.: Lo mejor que puede hacer Muñiz es que le retiren, él ya está retirado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De haber sido sábado o domingo hubiese ido a Pucela. Viernes imposible. Pero nuestro gran amigo Astiazaran es lo que tiene, su preocupación máxima es velar por el futuro del fútbol y procurar la assitenica masiva a los campos. Je.

      De esta el fútbol va a quedar muy muy tocado.

      La culpa los Clubes que le mantienen. Me divierte ver al Valladolid clamando ahora, cuando han sido ese tipo de Clubes los que se han vendido a Madrid y Barcelona por un plato de lentejas para mantener el actual status quo en la LFP.

      Eliminar
  4. El equipo me ha dejado muy buenas sensaciones.

    Hay piña, hay un Bielsa bramando en la banda y hay nuevos líderes o referentes dentro del campo.

    Como comente en la web de Juan Carlos, estoy sorprendido que un equipo pueda recuperarse de tantas heridas... a este equipo se le ha tirado a matar; desprestigiando al técnico, cuestionando a los jugadores, dejándose infiltrar por intereses ajenos a los de la institución, etc.

    Si se regresa definitivamente del coma futbolístico en el que estábamos, es como para hacer una película, llena de intrigas y desenlaces inesperados ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me lo esperaba, además, Gustavo. Me ha sorprendido. Daba por amortizado a Bielsa, que siempre he considerado que es el menos culpable de la situación, y sin embargo ha sabido conseguir que el barco vire el rumbo. Es buen patrón. De los mejores.

      Eliminar
  5. Bueno, chicos, que Gorka hizo una de sus típicas, aunque esta vez se resarció con dos buenas e importantes paradas.

    Será cierto que el fútbol es un estado de ánimo, pero, y a pesar de que ayer salí como unas castañuelas de la Catedral (e incluso confieso que algo ya le dije a Simeone)lo de la cuestión anímica no es que me sirva de mucho si estamos hablando de profesionales muy bien pagados.

    Como el hijo de la Sra. Fernández, que cobra un pastón por hacer l que hizo ayer.

    A ver si en Pucela sigue la racha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocos partidos buenos del Athletic he visto en Pucela, pero es importante mantener la racha, evidentemente de resultados, pero también de juego.

      Las formas son vitales. Porque, insisto, no es lo mismo el aval de un triunfo como el conseguido contra el Atlético que el conseguido, por ejemplo, frente al Mallorca.

      Eliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.