+ 7

Punto a punto

Por mucho que el regusto tras el partido fuese dulce, de casi victoria, de salvar un punto, un premio difícilmente celebrable frente a cualquier otro rival, lo cierto es que la sensación fue de que era el día para haber podido ganar al Barça. El Athetic lo hizo bien, muy bien por momentos, en la primera mitad, pero volvió, como acostumbra, a fallar en los últimos metros, a perdonar  a quien no lo hace.


La reanudación dio lugar a un escenario más de tran-tran futbolero, aspecto en el que los cules se mueven con agrado puesto que ellos sí disponen de herramientas para realizar un cambio de ritmo y dar la vuelta al marcador con tan solo pisar el acelerador. Les bastó con poner al volante a un tal Messi, según me cuentan argentino y, parece, una promesa para esto del fútbol.

El caso es que por h o por b, el mejorado Athletic de las últimas semanas sigue sin encontrar premio clasificatorio a un juego más cercano a lo que la afición esperaba, casi siempre por demérito propio, incapaz de transformar en goles y los consecuentes puntos su superioridad en el juego.

Nadie en Bizkaia quiere hablar de complicaciones, de descensos, y muy mal habrían de hacerse las cosas para verse embarullado en los sumideros de la tabla, pero urge conseguir una victoria que zanje de una vez las urgencias y que posibiliten dar a San Mamés el agur que su historia le ha hecho merecedor.
Porque nada el Athletic para llegar a la orilla, pero las brazadas se antojan cortas. En los partidos de este infame mes de abril, y aun intentando ver cosas positivas en las formas, lo cierto es que recaudar dos míseros puntos no han derivado en activar sonidos de alarmas por la absoluta mediocridad de una liga en la que la lucha por el descenso centra el interés toda vez que por la parte noble de la tabla los papeles quedaron repartidos ya en septiembre.

Las cábalas sobre cuántos puntos serán necesarios para salvar la deshonra de la segunda fallan, como casi toda la vida, por las sorpresas que a estas alturas se suelen dar entre aquellos a los que los popes mediáticos suelen empeñarse en dar la extrema unción.  A golpe de pedal los celtas, granadas o zaragozas demarran para huir de una zona en la que desde agosto saben que iban a estar inmersos y conscientes de que la batalla finaliza en mayo siguen mentalizados para aferrarse a las matemáticas. Es a lo único que debiera temer el Athletic, a no hacer los deberes a tiempo y dejarse llevar por la ansiedad en un Club que no está mentalizado para verse peleando a codazos en el sprint final del pelotón de los más torpes.

Hay quien quiere ver en el punto obtenido el sábado mucho más allá, eso que se llama una victoria moral, pero son tantas las decepciones acumuladas ya a estas alturas que lo único que vale es pensar en volver a arrancar algo positivo de la visita a Vigo de este mismo viernes. Si bien lo deseable sería sumar de tres en tres, hasta un empate que mantenga al Celta en las catacumbas sería aceptable.

Mientras llega el fin de semana habrá que quedarse con la esperanza de un equipo más desahogado en lo anímico que contribuya a posibilitar que libere su fútbol, ese plagado de aciertos, pero también de errores absurdos, que fue capaz de tutear a un Barcelona y que ayudado por ese espíritu de San Mamés que nadie sabe si perdurará en su nueva ubicación fue capaz de regalar un puntito para la esperanza y, por qué no, el orgullo a la últimamente cuestionada afición de la Catedral. 

Afortunadamente, por más que cavernarios mediáticos de la TDT-party se empeñen en intentar desacreditar al público bilbaino, Xavi Hernández fue testigo de que por estos lares, todavía, se sigue valorando a los grandes futbolistas que tienen un comportamiento ejemplar. Porque nadie duda del fútbol de Andresito, el chico de rostro pálido de Fuentealbilla que reparte helados, el héroe goleador de los aficionados de la roja, el que quedó categorizado como un  tramposete hace ya un par de ejercicios. Y es que nadie debe equivocarse, en La Catedral, además del fútbol se valoran actitudes. Y la de Iniesta fue inaceptable, como suele serla la de Cristiano.

Pero dejemos a la caterva de tifossis mediáticos llorar sus penas, lamentar que el sueño de bombardearnos con maratones puntopeloteros de días y días sobre la soñada final europea entre Madrid y Barcelona no haya podido cumplirse. Siempre les queda la opción de solicitar a Platini que instaure un partido por el tercer y cuarto puesto y vender la importancia del evento. Llevan camino estos teutones de acabar con el poco orgullo que a algunos les quedaba de ser españoles. A la ruina económica en forma de medidas dictadas por la Merkel se le une ahora las victorias manu militari de equipos germanos en semifinales de Champions. No les queda a algunos ya ni el ridículo mantra de soy español, a qué quieres que te gane. Seguro que ha costado un disgusto a Rajoy, él que empieza las jornadas con la prensa deportiva entre manos. Que se ande con cuidado el tal Mariano, que por el fútbol puede llegar su ruina. Porque ya se sabe que en su España más de seis millones de personas estén desempleados no crea grandes problemas por las calles. Que se pinche la burbuja del fútbol, que se constante que el mundo del balompié de la piel de toro también ha vivido por encima de sus posibilidades, eso sí puede costarle un disgusto. Al fin y al cabo ya se vieron hace años por Sevilla o Vigo manifestaciones con niveles de participación muy superiores a las protestas por el abaratamiento del despido o la destrucción y privatización de los avances sociales.

Parafraseando a José María García nótese que hoy, de los colegiados, ni pío. Que no gustó mi última mención a los Teixeira por Sabino Arana. Hablo de la avenida, no de la Fundación.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. Kaixo Gontzal

    A mi me gustó bastante el Athletic, incluso la segunda parte hasta que salió Messi. Hasta entonces el Athletic tuteó al Barca a base de intensidad, corazón y concentración, y solo la falta de contundencia en el área contraria nos privó de ir con un 2-0 como minimo a la caseta, demostrando que el Barca es humano sin Messi aun siendo un equipazo que te puede hacer un traje en cualquier momento. En el momento en el que salio la pulga se jodió el invento. Por mucho que Messi sea un marciano, no se puede ir de 4 tios en una baldosa sin que le hagan una falta. Lo siento, pero a Nesta, Materazzi, Boateng, Dante o a unos cuantos que me vienen a la cabeza no les hace esa filigrana sin que le toquen un pelo fuera del área mientras se prepara el disparo, que es lo que hizo. El gol de Herrera hizo justicia al menos.

    Para el partido contra el Celta, solo espero que el Athletic salga con el mono de trabajo y con la misma disposición que contra el Depor: a demostrar su superioridad, sin filigranas ni barroquismos, a ganar el partido y a sufrir. Y a ver si así podemos ya tranquilos hacer que jueguen los Moran, Saborit, etc como premio al temporadon, y de paso para hacer las probaturas que sean necesarias de cara al próximo año, aprovechando el fin de la primavera para una reflexión muy seria en todos los estamentos internos en el club sobre lo que ha fallado este año, ver cuanta gente sobra en el primer equipo, y tratar de construir un equipo competitivo de cara al próximo año aprendiendo de los errores de este. Ojalá que pronto con Beñat, jugador que creo que el Athletic necesita para hacer un medio campo de garantías, y con Mikel Balenziaga, espero.
    Vamos a ver si avanzamos en ese sentido. Por cierto, el hecho de que el Valencia casi haya hecho adios a la Champions me huele que puede dejar la puerta abierta a una vuelta del Txingurri a Bilbao. Sabe que la gente lo va a recibir casi como un heroe, coge a un equipo que ha demostrado que puede jugar a buen nivel, con une generación del Bilbao Athletic que puede entrar a disputar puestos, y esta vez nadie o casi nadie va a acusar de amiguismos a Urrutia como la primera vez que le dieron la oportunidad, que algunos trataron de ver como un favor de su amigo Zubizarreta.

    ResponderEliminar
  2. Coincido como casi siempre, Aitor. Pero me quedé con la sensación de que nuestra primera parte fue digna de victoria, de haber podido sumar más en caso de que hubiésemos gozado de esa contundencia en las áreas de que tanto adolecemos, esa sigue siendo la clave.

    Eso, y que a pesar de un mejor juego solo se hayan sumado dos puntitos en un mes de competición, poco para escapar de la quema.

    Para el año que viene me ilusionaría Valverde, porque a su contrastada experiencia se une la capacidad de gestionar con mucha mano izquierda el vestuario, algo que creo que es necesario, ahora que hay demasiados pájaros en la cabeza de algunos.

    Lo de Ziganda también lo vería con buenos ojos, pero creo que sería una opción más débil para los detractores de Urrutia, deseosos de encontrar elementos de desestabilización.

    Para la plantilla no me extrañaría la vuelta de Balenziaga toda vez que Aurtenetxe se diluye, Etxeita puede ser un jugador de Club que cubra el hueco de uno que no quiere seguir, Beñt pienso que está cerca por el deseo del futbolista de volver, aunque veremos qué capacidad tiene el Club a la hora de negociar entradas de futbolistas y no salidas. Lo de Kike Sola lo veo más complejo, aunque es la opción más factible para reforzar una delantera con poco potencial...

    ResponderEliminar
  3. Hola Gontzal:

    Como coincido en casi todo, te voy a comentar sólo en lo que no estoy de acuerdo.
    ¿En qué te basas para decir que Valverde tiene mano izquierda para gestionar el vestuario? No tengo muy claro que la vez anterior aquí lo consiguiera... Yeste, Del Horno,... no creo que estuviesen bien llevados... Por supuesto no echo la culpa a Valverde de que Yeste y Del Horno fueran como eran, sin fuste, ni fundamento,... pero... ¿los consiguió llevar?... ¿Y el resto del vestuario lo llevaba bien? ¿O era el vestuario el que le llevaba a él?
    No sé. Tengo dudas.
    Igual le prefiero a Ciganda, que puede hacerlo bien y encima tiene que ser mucho más barato. Conoce a los cachorros ... Aunque a Ciganda no se le iba a dar ni medio minuto de crédito, y como dices los deseosos de lío iban a estar al quite... Aunque estos igual siempre están al quite, venga quien venga.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en que el crédito que tiene Valverde es mayor que el que tiene Ziganda, y al menos se le iban a dar unos partidos de gracia, gracias a una imagen inmaculada y al buen sabor de boca que dejó.
    No obstante, a mi entender y abstrayéndonos del factor EL CORREO ESPAÑOL y demás, me gusta más la opción Ziganda por el trabajo que viene haciendo con el Bilbao Athletic, por el trabajo que hizo con Osasuna, y por su querencia por trabajar con gente joven a la que ha sabido gestionar en una categoría de viejos zorros y gente de vuelta como la segunda B. No obstante, admito que en estos momentos, con todos los francotiradores apuntando al palco, pueden quemarlo demasiado rápido por ese ánimo cainita que conocemos, y nos quedaríamos sin un estupendo profesional.
    Y lo de Beñat, es la apuesta de este equipo, junto con Kike Sola, Balenziaga y quizás Etxeita. Para lo demás Lezama, que para eso está. Si fogueamos el año que viene en 2.A a Guillermo, Saborit, etc, contando ya con gente como Ramalho, que volvió a cuajar unos buenos minutos contra el Barca, Markel Etxebarria, etc, preparamos un interesante grupo con "veteranos" como Susaeta, Beñat, Ekiza o Iturraspe y empezamos a enseñar la salida de los Iraola, Gurpegi, Iraizoz, etc.

    ResponderEliminar
  5. En cuanto al partido del sábado, el Athletic hizo un muy buen primer tiempo. En la segunda parte notamos el bajón físico y la sola presencia de Messi acojonó al equipo, como le sucedió al PSG.Afortunadamente no bajamos los brazos tras el 1-2 lo que unido al mal momento de la Culerada nos hizo llegar con vida al final y pudimos empatar. El punto está bien pero es poco bagaje ya que en esta jornada han puntuado todos los de abajo y empiezan a suceder cosas raras.En El Ambigú escribí que me he resignado a no buscar explicaciones sobre los cambios que introduce Bielsa y los moementos en los que los hace. Es inútil, son unas cagadas de autor reiteradas.

    En el debate sobre si Valverde o Ziganda, yo prefiero al primero. Ziganda me parece un gran entrenador para juveniles y filiales pero no para un primer equipo. Incluso me resultaría un excelente responsable de Lezama.

    El partido de Vigo es decisivo, si se gana podremos pensar en otras cosas, si se empata, a seguir mirando por el retrovisor y si se pierde...si se pierde llegará el canguelo.

    ResponderEliminar
  6. Ziganda no le aguanta a Vocento ni un cuarto de temporada. Valverde ha demostrado ser un pésimo gestor de plantillas y por su culpa nos zumbaron la UEFA, la semifinal de copa y la clasificación para Europa. Si se confirma la marcha de Bielsa, el lechero tiene preparada la artillería pesada a no ser que venga otro peso pesado.

    A ver si no de donde salen tantos detractores de Urrutia/Bielsa si no es de los asiduos a G. Rivero que se han quedado sin prerrogativas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo, eres renano?
    Me extrañaría porque sería la primera vez que coincidimos en algo. Digo por lo de Valverde como mal gestor de plantillas.

    ¿Y cuál es la artillería pesada? Un poco de miedo ya dan , no te creas.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.