+ 7

Las matemáticas fuerzan la salida a escena de Urrutia

Una vez más tras un mal encuentro, pero puntuando de tres en tres, alejando fantasmas, y ante un rival necesitado que se pasó de frenada en su intento de marcarle un ritmo asfixiante al partido. El Athletic volvió a ser víctima de sí mismo, de su lacerante forma de defender y de sus imprecisiones, de sus fallos en la entrega, de los errores no forzados. Marcó Llorente, para alimentar el morbo, de los que le defiende a capa y espada, pero también para quienes aún justifican la decisión de Urrutia de que cumpliese contrato y aportase en la faceta deportiva.

San José volvió por sus fueros, Iraizoz salió indemne porque el Zaragoza no le puso demasiado a prueba en lo que parecía otra tarde aciaga, Herrera no carburó por aquello de tener el corazón como Alejandro Sanz, partío, y Susaeta y de Marcos continuaron siendo el rigor de las desdichas y cuando no se equivocan ellos lo hacen los linieres. Les debiera venir bien el descanso, tan bien como a un Aduriz que acaba mal un curso en el que ha evolucionado de mucho a casi nada.

El partido permitió, esta vez sí, constatar que los entrenadores tienen gran capacidad para cambiar el discurrir de los encuentros y Bielsa ayer acertó plenamente en las variaciones tanto de hombres (bien Castillo, cumplidor Llorente de palomero, incisivo y decisivo Ibai) como de posiciones, puesto que de Marcos fue clave en la victoria en su posición de lateral derecho.

Ahora, cuando en Bilbao –en otro hecho que demuestra la bipolaridad del entorno rojiblanco- empieza a hablarse medio en broma medio en serio de UEFA, llega el turno de Urrutia. El presidente fue el que se comprometió la semana pasada en esa especie de rueda de prensa cuya convocatoria nadie sabe a ciencia cierta a qué obedecía y que resultó una tomadura de pelo para los profesionales de la comunicación.

Preocupan los derroteros que empieza a tomar, de nuevo, este Athletic. La directiva, lejos de aprender de la situación a la que el Club se vio abocado por la rumorología del pasado verano, parece repetir los mismos errores. En su concepción de una política de comunicación que asemeja Ibaigane a un bunker en que nada es noticia hasta que se publica un comunicado en la Web oficial, se sigue manteniendo un hermetismo absoluto sobre cualquier asunto que rodee al Club dejando que, mientras tanto, los medios -a los que la información rojiblanca les supone una de sus principales fuente de ventas- empiecen a hacer noticia de lo que no es sino mera especulación.

Urrutia y sus compañeros de junta, por omisión, están contribuyendo a que se extienda que el propio presidente es el negociador preferente de las posibles incorporaciones, el responsable deportivo in pectore, que no posee relación alguna con Bielsa, que Amorrortu está apartado de las labores que hace casi dos años le encomendaron o que en el seno de la Junta Directiva se vive una batalla propia de Moros y Cristianos.

Entre tanto Bielsa, que es modélico en lo que a dar la cara se refiere, lo ha hecho por dos veces en el transcurso de cinco días, el domingo 19 tras el partido contra el Mallorca y el pasado viernes en Lezama. Sin esconderse, en un nuevo discurso plagado de coherencia, honradez y paciencia, mucha paciencia, el rosarino puso negro sobre blanco una obviedad que a la prensa, ávida de titulares, de noticias de calado, no parece interesar: su continuidad pasa porque el Club le ofrezca seguir al frente de la primera plantilla. Parece lógico que un entrenador de su nivel sea cauto y espere, no vaya a manifestar su deseo de permanecer más tiempo en Lezama y desde Ibaigane respondan con un comunicado, frío y aséptico, que informe que el entrenador del primer equipo el próximo año será Ziganda.

No sorprendería. A Urrutia con su asesor en materia comunicativa se le podía aplicar la misma máxima que a García Macua con su asesor de imagen: si no lo tiene debiera contratarlo, si lo tiene, despedirlo. Si, otra vez más, la rumorología está en lo cierto y quien le asesora es un amigo, ese tal Arana que está en boca de todos y casi nadie conoce demasiado, que Dios (o en quién coño crea) le libre de sus amistades.

El Athletic sigue tensionándose, es un mar de maledicencia, diana de rumores, de invenciones, de especulaciones que algunos visten torticeramente de noticias con claro afán desestabilizador. No es extensible, ni mucho menos, a toda la prensa vizcaina, puesto que sobran los dedos de una mano para contar a los causantes: Vocento –principalmente-, Grupo Nervión, PRISA y Marca.

Hace años las especulaciones de los periodos estivales no iban más allá de vestir como rojiblancos a todo aquel que pudiese jugar en el Athletic o, cuando la imaginación se volvía calenturienta en plena canícula, llegar a poner en la órbita zurigorri desde a Gonzalo Higuain hasta a Diego Forlán. Tenía hasta su gracia. Ahora no, ahora la cosa tiene bastante más miga. De momento la especulación tiene como tema favorito al inquilino del banquillo.

Escuchando a Bielsa el viernes, dolido por las calificaciones que en DEIA había dedicado José Luis Artetxe -seguramente el periodista más cercano a Urrutia- a sus palabras del domingo 19 tengo la sensación de que el rosarino es consciente de que abandonará el Club el treinta de junio y busca evidenciar que lo hace porque no quieren que siga.

Con Valverde en plena pelea con la Real por la clasificación para la Liga de Campeones, con Ziganda dedicado a que los suyos hagan un papel decoroso en el Play-Off de ascenso a segunda, no se antoja una solución rápida al asunto del cuerpo técnico. Y debieran ser ellos quienes decidan si la Junta debe abordar fichajes, de si es razonable pasar por caja para vestir de rojo y blanco a Beñat, Mikel Rico, Kike Sola, Raúl García o Etxeita. Eso y decidir si se apuesta por alguno de los que han llevado al Bilbao Athletic a hacer una brillante campaña.

En su defecto, a falta de entrenador, podría tomar las decisiones el responsable deportivo. Pero ahí Urrutia no aclaró, de forma deliberada, si la responsabilidad ahora la ostenta él o sigue siendo de José Mari Amorrortu, ni cuál es el papel de Larrazabal.

En definitiva, que el Athletic parece un caos. Insisto, parece. La diferencia entre serlo y parecerlo estriba tan solo en saber lo que realmente pasa frente a lo que algunos dicen que pasa. Claro que para eso es necesario que desde el Club se apueste por la información y no por una cerrazón absurda, un mutismo que solo contribuye a convertir los rumores y las interpretaciones en noticia.

De momento esto tiene mala pinta, da la sensación de que harán tropezar al Club en la misma piedra en la que se dio de morros el pasado verano. Y aún seguimos convalecientes de aquel golpazo.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

7 comentarios

  1. Lo mejor del partido contra el Zaragoza fue el resultado, nos bastó con aprovechar el bajonazo físico de los maños durante los últimos 20 minutos. Sin desmerecer las últimas aportaciones del 9 y los centros de Castillo, creo que Jiménez colaboró decisivamente en nuestra victoria. Sacar de refresco a un Movilla con 38 "tacos" y a un tal Bienvenu,que parecía un boxeador "paquete" al que le sobraban unos 12 kilos, pueden hacernos creer en Europasleague, que Iturraspe es Pirlo y cosas así. El caso es que ya estamos salvados del descenso en una temporada horribilis y ahora se trata de cerrar con una victoria nuestro último partido oficial en el viejo campo.

    En cuanto a lo que viene a partir de ahora, Urrutia nos dará una ¿rueda de prensa? un día a mediados de junio porque toca sentarse delante de unos periodistas a modo de compromiso tipo "no me queda más remedio que ir a esta boda porque soy yo el que me caso, aunque no soporte a los invitados". Seguirá el apagón informativo marca de la casa de esta JD y los rumores, especulaciones, dimes, diretes y serpientes de verano con más o menos veneno. Este periodo entre el final de una temporada y el comienzo de otra supone toma de decisiones y su respectiva explicación, y ya se sabe que hacer y decir cosas es una putada, con perdón, para este Presidente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo Jiménez quiso meterle un ritmo alto al partido, jugar con agresividad, embotellar al Athletic, pero se pasó de frenada. Bielsa estuvo bien en los cambios, me sorprendió la entrada de Castillo, no la entendí bien, pero acertó plenamente, revitalizó la banda zurda y permitió que de Marcos apuntalase la derecha.

      Con respecto a lo de Urrutia, me preocupa lo que está pasando, que se vaya a volver a producir lo del año pasado, tres meses de rumorología en forma de información. Al monstruo de la prensa hay que alimentarlo. Si no, como les dejes a ellos tener que hacer volar la imaginación para rellenar páginas, estás perdido. Pasó y ya está pasando. Hay un artículo infumable hoy en El Correo Español, firmado por Juanma Mallo, el que el año pasado se pasó todo el verano escribiendo barbaridades, de mear y no echar gota. Mezclado churras con merinas, enfrentamientos, obras, Arana... todas las habladurías a la termomix y como resultado un "artículo" incomestible.

      Eliminar
  2. Uno, ajeno por completo al entorno zurigorri y sus filias y fobias, asiste perplejo a un club que, desde luego, lo que resulta es un caso único en el mundo. Bueno, en realidad no tan único pero por sacar partido al paralelismo que me sugiere la afamada sentencia. Resulta que gozamos de grandes personajes en la nave, pero ninguno parece tener claro su papel, o al menos desde fuera se diría que andan desubicados.
    El entrenador ha sublimado sus funciones y se le reconoce, diría que por unanimidad, su desempeño en las ruedas de prensa. Intachable. Añado que incluso prestigioso para nuestro club de los amores en comparación con las groserías que se soportan por otros lares. Ahora, los cambios, el desempeño de los jugadores en las posiciones, la escasa influencia del balón parado a favor y la perniciosa en el sufrido, la promoción de nobeles, parece que nada de esto cuenta a la hora de tomar partido por su salida o mantenerlo. A mí sí que me tiene loco. Ya, la última, a la que no he querido hacer caso, es la opinión del vestuario, el cual, este verano ha quedado retratado el amor que profesan por la rojiblanca, y no me refiero a los que se piran, sino a los capos que no han sabido imponer el aislamiento que merecían.
    Luego está el DD, del cual nada se sabe. Hombre, nadie aspira a que convoque una rueda de prensa para hablar de incorporaciones o bajas: sería encarecer lo que quieres y devaluar lo que ofreces. Pero, vaya, unas líneas maestras sobre las que se va a mover el club no creo que hagan mal a nadie. Nos vamos a imponer "promociones forzosas de cachorros"??? Aislaremos el primer equipo para que sea el míster el que maneje allí a su antojo??? No hay estrategia y se estará a solventar enventualidades???
    Y dejo para el final a mi admirado Urrutia. Confieso que sólo tengo dos fotos con jugadores del Athletic y una es con él. Y, pese a esta posición de salida tan de su parte, he de decir que no entiendo nada o casi nada de lo que hace. Lo de la rueda de prensa de la semana pasada no se le ocurre ni al que asó la manteca. Joder, si tampoco es tan difícil: se sale con los lugares comunes de costumbre y das carrete a toda esa prensa que cuando no está ocupada anda matando moscas con el rabo como aquel. En qué hubiera perjudicado al club haber recurrido al conocido cinismo de directivo: "nuestra primera opción es mantener al entrenador de la primera plantilla y programar con tiempo la próxima temporada" Evidentemente, como dice bien Bielsa, son frases vacías, carentes de contenido, como el proyecto no se detalla, nadie sabe si lo que le ofreces es una forma de invitarle a que se pire. Porque Bielsa afirma no tener el dinero como problema, pero estoy seguro que en la JD se conoce de qué pie cojea y cuáles son las líneas rojas que no va a atravesar de ningún modo.
    En fin, que me pongo muy pesado, pero insisto: que ser un magnífico centrocampista no te convierte en un buen presidente, que ser una persona de primer nivel no te garantiza que seas el entrenador apropiado y que ser buena gente no te convierte en un central solvente. No estaría mal que nos centráramos en las características que necesitamos para cada rol, evitando los juicios genéricos que tan poca información proporcionan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De pesado nada, Bienzobas, todo lo contrario, es difícil sintetizar mejor todo lo que está ocurriendo. Coincido en lo de Bielsa, lo decía el otro día en el ambigú, no sé si admiro más al personaje que al entrenador, no sé si me seduce más por la trascendencia de lo que dice, que por lo que hace en el campo. Deportivamente me ha desconcertado, el contraste de una temporada con otra me ha dejado sin argumentos. A su favor siempre el hecho de que en un entorno desquiciado como el que ha tenido este año nada resulta sencillo.

      Apoyé a Urrutia, un poco a ciegas, porque no se comprometió a nada, pero siempre como mucha mejor opción que el anterior "caballero". La decepción es absoluta. Pude entender en primera instancia sus argumentos y la forma de enfocar el asunto de Llorente, nunca su falta de cintura y no saber (o querer) rectificar. Su maximalismo es salvaje, no deja lugar al matiz, su falta de soltura ante la prensa es perniciosa, su política comunicativa no nos lleva a ningún lado. Estoy preocupado, insiste en su forma de hacer las cosas cuando muchos de los que le apoyaron, que no son sospechosos de animadversión ni de querer ponerle palos en las ruedas, le llevan advirtiendo de que mantenerse en sus postulados contra viento y marea le van a pasar factura.

      Parece que no escucha. O que solo escucha a uno.

      Eliminar
  3. Hola Gontzal

    Lo que no observo es un proyecto deportivo claro. Bielsa no puede seguir siendo un técnico interino, sin voz ni voto, en las decisiones de la plantilla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustavo, así es, porque no es lógico a estas alturas estar dudando entre Bielsa u otros para el banquillo.

      Si Bielsa no te vale, debes tener claro y con tiempo una alternativa y que esa persona haya participado en la elaboración de la plantilla.

      Si existe, algo que aún no tengo claro, Bielsa no merece este trato.

      Y de existir no creo que vaya mucho más allá de Ziganda, una apuesta de riesgo ante demasiado francotirador mediático.

      Eliminar
  4. Y nos seguimos disparando al pie. Don Marcelo, un placer haberlo tenido con nosotros. Como reclamaba Sarita Estevez en este blog, lamento que no hayamos estado a su altura. Nos ha dicho lo que no queríamos oir. Nos ha demostrado a todos que este equipo con esfuerzo y manteniendo un nivel maximo de exigencia podía competir al máximo nivel y tratar de tu a tu a los mas grandes, pero estamos todos acomodados y preferimos utilizar nuestra singularidad como debilidad y como excusa antes que como fortaleza. Jugamos siempre a chica, se juega como se vive, y hemos demostrado no estar muy lejos del Betis u otros equipos a los que mirábamos por encima del hombro. El rey está desnudo y por eso lo echamos.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.