+ 4

Herrera nos quiso vender un tranvía

Cuentan, e incluso Berlanga lo reflejó en un corto, Se vende un tranvía, que en el Madrid de mediados del siglo ya pasado se dieron supuestos casos en los que avispados habitantes de la capital llegaron a dar timos consistentes en vender un tranvía a gentes de pueblo –prepotentemente calificados como paletos, término que todavía hoy se usa en la capital española- que llegaban a la ciudad para realizar gestiones.

Tras visionar la rueda de prensa que Ander Herrera concedió a los medios el pasado miércoles, no pude evitar la comparación. El futbolista, sereno, seguro de sí mismo, buen orador para lo que el mundo del fútbol acostumbra a presentar en las comparecencias, intentó salir con dignidad de la rocambolesca situación  –por calificarla de manera generosa- que se dio el lunes en el edificio donde Tebas sigue campando a sus anchas.

Parece que, en general, las explicaciones del jugador han convencido. Curioso. Ander Herrera es un tipo que parece inteligente o, al menos, listo, despierto. Incluso se podría caer en eso de decir que es de los tipos más sensatos que habitan el planeta fútbol. Pero de la misma forma que Luis Aragonés era el Sabio de Hortaleza, pero sólo de Hortaleza, Herrera podría ser el tipo más inteligente del mundo, pero tan sólo del mundo del fútbol.

En la grada, entre los aficionados, y pese a que la intelectualidad más irredenta suela negarlo, también existe materia gris suficiente como para hacerse de cruces por cómo una mezcla de sensatez y aplomo en unas declaraciones sirve para que el populacho pase página, para ser recibido a ritmo de palmas en San Mamés y no bajo el machacón canto de Y Herrera, ¿qué?.

Nadie duda que para el Athletic que el futbolista continúe –veremos si definitivamente o hasta el próximo capítulo- bajo su disciplina es bueno, que a nada contribuye regenerar dinámicas destructivas como las de la pasada temporada, que treinta y seis millones de euros son muchos, pero nada peor para el Club rojiblanco que tener depositados los activos en el banco en lugar de sobre el todavía poco asentado césped de San Mamés.

Hasta ahí de acuerdo. El guión establecía que Herrera debía manifestar el orgullo de pertenencia, la tranquilidad, la honestidad del Club, considerar los treinta y seis muchísimo dinero, negar reiteradamente el acuerdo con el ManU –principalmente porque está prohibido por normativa FIFA-, sacar el colmillo con la prensa poco rigurosa, calificar al vestuario de diferente y extraordinario, considerar honesto que el Athletic obligue a abonar las cláusulas de rescisión y no entre a negociar… Tópicos todos ellos, unos tras otros, nada que sorprendiese, ya sabemos de siempre que el fútbol es así y que se juegan mejor con diez que con once.

Pero duele que te intenten tomar por tonto, que te vendan una moto, porque que se nieguen acuerdos puede ser entendible, pero que en el colmo por aferrarse a lo que el personal parece querer escuchar se dé por válido que Herrera establezca que los pasos debían ser que el United depositase el importe de rescisión del contrato para después sentarse a negociar con él da para dos alternativas: diez minutos de carcajada o tres semanas de cabreo.

Al final, aquellos tres fulanos que accedieron a la LFP, desconocidos para Ander e impostores alcoholizados en Inglaterra, van a acabar por ser tres altruistas miembros de una curiosa ONG, la Organización para la Liberación de Herrera, que acudían a la sede de la liga para depositar un dineral con objeto de que el jugador se liberase de los grilletes del opresor Athletic Club. Posteriormente, el flemático Herrera, liberado, tranquilo, se dispondría a escuchar ofertas y lo mismo podía coger rumbo hacia el Teatro de los Sueños que entrarle la morriña por el cachirulo y las fiestas del Pilar y arrancarse con el coche por la A-68 para ayudar a su Zaragoza del alma a volver a primera división.

Hubiese sido más sencillo hablar de profesionalidad, que vino a Bilbao buscando un salto en su carrera, reconocer que una oferta como la del United halagaría a cualquiera que se dedique a jugar a este deporte, que es una opción a estudiar siempre…

Pero no. Herrera prefirió sacar el capote ante una prensa entregada y generosa, fiel reflejo de una afición que se muestra condescendiente en función de simpatías y antipatías poco equitativas. Porque el maño de Erandio conocía que el United iba a presentar una oferta por él y no avisó al Athletic. Pero, al parecer, por lo que se detecta, ni ese detalle parece empañar una comparecencia que convenció mayoritariamente.

Ander, la cabeza amueblada del fútbol -con muebles de Ikea-, intentó vendernos una historia imposible de creer pero ahora en la mayoría de los garajes, muchos aficionados y socios del Athletic, junto a sus coches, tienen aparcado un tranvía.

Lo más preocupante de todo es que ya parecen acalladas las voces que hace una semana llamaban a reflexionar sobre hacia dónde debe ir el Athletic para seguir siendo para sus jugadores una referencia clara. Beñat Zarrabeitia da algunas claves hoy en GARA como tambiénlo hizo ayer Juan Carlos Latxaga en Juego de Cabeza. Dos textos de los que no movería ni una sola coma. 
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

4 comentarios

  1. El resumen de la rueda de prensa de Herrera es como esos vodeviles cañís donde la mujer le pilla al marido en la cama con otra mujer y ambos están en pelotas y al pillado se le ocurre decir: "Cariño, esto no es lo que parece".Póngase en el papel de Herrera a Pepe Rubio, Arturo Fernández o a Pedro Osinaga.

    ResponderEliminar
  2. Extraordinario Gontzal, que repaso le has dado al asunto.

    ResponderEliminar
  3. Me ha dicho Maddi, que ella no se lo ha creído.....
    Por cierto la venta del tranvía se realizó en el bar del Hotel Nacional de Madrid, donde por aquellas fechas se alojaba el Athletic como bien recordará el aita de Jose Luis Artetxe( Que maravilla de jugador y de persona).
    A lo mejor por ahí se aprendieron el truco...

    ResponderEliminar
  4. Hace falta que la gente le anime, y no montemos un nuevo caso Llorente.
    Me da igual Herrera, pero me importa el Athletic...

    quinielita de la semana
    Quiniela 22/09/2013 1x2 Jornada 7 Resultados y escrutinio de premios
    http://www.warrantsyquinielas.com/2013/09/quiniela-22092013-jornada-7-resultados.html

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.