+ 8

La triste realidad cuando la suerte te da la espalda

Aunque eso de que Getafe es un campo maldito sólo sea un recurso útil para llenar líneas en los periódicos o rellenar las estadísticas, que siempre me han parecido ridículas aplicadas al fútbol, la verdad es que es complicado presenciar un encuentro en condiciones por parte del Athletic en el Alfonso Pérez.

Como si los puntos obtenidos contra Osasuna o Valencia, esos que se han aupado al casillero más como consecuencia de una conjunción astral que por méritos deportivos, hubiesen finiquitado la temporada, la actitud del Athletic fue, además, mucho más preocupante que la aptitud demostrada, de por si ya impropia de un equipo que aspira a salvar la categoría.

+ 4

Militando en el resultadismo más extremo

Con tan solo dos goles a favor, sin prácticamente disponer de ocasiones, sin encajar tanto alguno y con eso que se denomina suerte, un concepto etéreo e incuantificable, el Athletic huye de una situación que hace tan solo ocho días tenía a la parroquia zurigorri al borde del ataque de nervios.

Como no hay quien entienda de esto, como el fútbol solo atiende a sus leyes, alejadas de la lógica, de la previsibilidad, la explicación es sencilla: la suerte se ha puesto de cara. Y así, con una frase, los que seguimos este deporte nos quedamos tan tranquilos. Se puede entrar en el debate de los merecimientos, de los merecimientos acumulados en partidos anteriores y en los dos últimos, comparar, entrar en debates estériles. Incluso alguien bastante objetivo y racional, un tipo extraño como Bielsa, osó entrar a la discusión y decir que a su equipo hasta hace dos jornadas la suerte, esquiva, le había hurtado veinte puntos. Ayer el balance, siempre según el Loco, se quedaba en catorce.

+ 13

Las matracas de Vocento

Inasequibles al desaliento, apretando el acelerador. Alguien se conjuró en algún despacho de la calle Pintor Losada el día de San Fermín de 2011 para no ponerle las cosas fáciles a la directiva de Josu Urrutia tras la osadía de éste de encabezar el grupo que desbancó al que había sido el presidente que más exclusivas filtró a El Correo Español en veinte años, y en ello siguen.

+ 12

Tres puntos para frenar la caída libre

No había sido una semana propicia como para esperar una victoria. La bipolaridad inherente al entorno zurigorri había decretado que tocaba activar el modo autodestructivo y depresivo, por lo que todos nos pusimos a decir que olía a bienio negro, a debatir sobre responsabilidades y a discutir sobre la conveniencia de aplicar la ley del fútbol a un Bielsa al que algunos desean ver fuera del Club desde antes de que cogiese el primer vuelo hacia Loiu desde Argentina. Por si afición y medios no somos suficientemente hábiles en alimentar el peor de los caldos de cultivo, desde el Club todo un vicepresidente decidió coger el destornillador para desmontarle la red a un Bielsa obligado a hacer el más difícil todavía sobre el trapecio.