+ 7

Punto a punto

Por mucho que el regusto tras el partido fuese dulce, de casi victoria, de salvar un punto, un premio difícilmente celebrable frente a cualquier otro rival, lo cierto es que la sensación fue de que era el día para haber podido ganar al Barça. El Athetic lo hizo bien, muy bien por momentos, en la primera mitad, pero volvió, como acostumbra, a fallar en los últimos metros, a perdonar  a quien no lo hace.

+ 12

Resultado excesivo, buena actitud y reacción

Pues no, no pudo ser, tal y como todos temíamos, pero el Athletic aguantó el tipo en un partido que tenía todos los condicionantes para haber acabado en una goleada sonrojante. Si bien no se le pueden poner peros a la victoria del Madrid, sí resulta exagerada la diferencia de goles que no hace sino resumir la diferencia de pegada entre un equipo con una tasa de efectividad salvaje, que no perdona, y otro que naufraga en prácticamente todas sus acometidas ofensivas y defensivas.

+ 9

Imperdonable

Si alguien cree que el Athletic mereció mucho más de lo obtenido en el Pizjuán es que vio otro partido. Porque los rojiblancos se hicieron acreedores a la derrota por cometer, una vez más, otra retahíla de los habituales desatinos, algo que finalizando la temporada resulta inadmisible.

Si malo fue encajar un gol en el primer balón colgado al área tras una falta innecesaria de Gurpegi, peor fue el colofón que se puso al encuentro dejando, de nuevo, con cara de tontos a quienes contemplábamos el partido mientras padecíamos la transmisión de la cadena que la progresía mediática española vendió a Berlusconi.

+ 9

Tres puntos angustiosos para la tranquilidad

A falta de fútbol, porque este Athletic no juega ni a tabas, las ganas de ganar, el trabajo y la constancia hicieron al Athletic merecedor de tres puntos complicados de obtener y que acercan, por fin,  la tranquilidad en la temporada más convulsa de los últimos años. Sin brío en el juego, con tres centrales contra todo un granada y con San José en la creación –mejor, en el intento de creación-, un equipo con problemas desde la salida del balón hasta el remate al menos fue capaz de sumar de tres en tres, que es de lo que se trataba.