+ 2

Vivos pese al mal partido

Si se trataba de volver vivos del Calderón, habría que dar por bueno el resultado, con matices, por aquello de no haber conseguido, al menos, marcar, pero con opciones de seguir adelante en Copa. Lo cierto es que el regusto tras el partido no fue dulce, ni mucho menos, puesto que el Athletic volvió a evidenciar que no está, aún, al nivel de los tres primeros de la Liga de cara a poder competir con ellos de tú a tú.

El juego de los rojiblancos dio unos pasos hacia atrás, pareció verse aquel Athletic a domicilio que tanto preocupó allá por septiembre, octubre, incluso noviembre, cuando la diferencia de juego entre los partidos de casa y a domicilio era abismal. Decepcionó algo el Athletic, jugó a ritmo lento, no consiguió dominar ni el centro del campo, ni el juego, ni tan siquiera dio la oportunidad de reiniciar el debate de la falta de pegada, como sí pasara en anteriores eliminatorias coperas o en partidos recientes como Anoeta.

El Atlético está hecho de acero, no permite que se pueda percutir sobre su portería, blinda las bandas, defiende de forma ordenada y borda el juego aéreo. Regala el balón, no lo necesita, tampoco un ritmo alto en los encuentros. Espera el momento, sabe que llegará la oportunidad de gol y es consciente de su potencial goleador. Justo lo contrario de un Athletic que vive del dominio, de conservar el esférico, de moverlo, de insistir e insistir y de dar ritmo y velocidad a su juego, en especial por bandas.

Con todo esto, el balance, a pesar de no ser ni especialmente positivo ni negativo, deja dudas sobre la capacidad de los zurigorris de poder dar la vuelta a esto la próxima semana en ese San Mamés talismán que volverá a demostrar fidelidad máxima para llenar unas gradas que esa afición colchonera que la ombliguista prensa madrileña tilda como la mejor no fue capaz de atestar en el Manzanares ni regalándole las entradas.

Mucho deberá cambiar el decorado, el planteamiento y la forma de abordar el partido. Un reto para Valverde, una prueba de fuego para los futbolistas. Y es que no vale que los Herrera, Ibai, de Marcos o Aduriz puedan bordarlo frente a un Valladolid, pero no ser capaces de tener la habilidad necesaria frente al Atlético para conservar la posesión, para dar pases en condiciones, sin arriesgar y siendo precisos, o entregar balones absurdos al rival.

La duda estriba, además, en la capacidad de competir del bloque con las apreturas del calendario. Porque no se puede decir que la administración del descanso le funcionase bien a Valverde. Kike Sola, cierto que desasistido, careció de protagonismo, siquiera para generar alguna chispa en la pelea con el rival como sí hizo en su lugar Aduriz; de Marcos evidenció que Bielsa le salvó la vida como futbolista al centrarlo puesto que pierde potencial pegado a la de cal; y Herrerín, que tuvo alguna intervención de mérito, volvió a aterrar con esa profusión por las salidas que transmiten más inseguridad que garantías.

Ya sabemos, por tanto, lo que queda por delante: un partido tremendamente complicado, un examen contra un rival que tiene las características que más se le atraviesan a unos leones que conciben el fútbol, en todas sus vertientes, en las antípodas de un Atlético construido a imagen y semejanza de su entrenador, con todo lo que ello implica.

Y es que no cabe sino lamentar que bajo el nombre de cholismo se ha justificado, incluso glosado, un concepto de fútbol difícilmente aceptable. No por su estética o forma de concebir el juego, que eso es cuestión de gusto, sino en justificar que un once dispute prácticamente todos los balones al borde del reglamento con la aquiescencia arbitral. Ayer, pese a que los pendencieros colchoneros estuvieron moderados, Fernández Borbalán se mostró comprensivo y condescendiente con el juego atlético y con el juego, brusco y grave, de Diego Costa. Y molesta por lo reiterado que resulta en este colegiado cuando el Athletic se enfrenta a esos que en Madrid llaman los tres grandes o visto cómo no hace muchas semanas este personaje tuviera arrestos para expulsar a Aduriz por no hacer nada y apuntillarle después utilizando el acta arbitral como arma.


Esperemos. Habrá que convertir esos dos tercios de campo, que se quedará muy pequeño, el miércoles y centremos el foco en Iruña, por donde sigue pasando el tren europeo, la auténtica batalla de este Athletic que debe centrar energías en Liga y competir en Copa sabiendo que la dificultad que los cruces que le tocaron en gracia en la tómbola de Villar le libra de ninguna obligación de llegar mucho más allá de donde ya ha conseguido llegar.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

2 comentarios

  1. Soy optimista para la vuelta siempre que demos más velocidad y profundidad al juego. Eso y que el colegiado de turno no sea tan permisivo ante la dureza del Atlético. Hubo una jugada entre Alderweireld y Raúl García en la que el segundo quedó lesionado por un codazo del primero.
    Hay tarjetas amarillas que son justificables, la de ayer de Gurpegui al final del partido cuando le atizó a Godín tiene dispensa.

    ResponderEliminar
  2. He visto al Atl. Madrid muchos años jugando y toda la vida le recuerdo con esa jauría de asalta conventos.
    Tinte, en sus años de Ben Barek y Carlson y los canariosSilva y Mújica quizás es la única excepción que recuerdo de ese equipo como leñador de oficio. Sentó las bases para sus herederos Colo,Grifa,Panadero Diaz ,Arteche ,el difunto Glaría, Pérez Andreu, Martinez Jayo, Ilsacio Calleja.....El circo sigue su función...Un ejemplo dos partidos amistoso en el antiguo Metropolitano ,sendos homenajes a jugadores colchoneros, el primero Nacional de Montevideo de Spencer y cia. los 22 jugadores corriendo por todo el campo a mamporro libre, una batalla campal de tomo y lomo y partido suspendido. El segundo el Inter de Milán de Luis Suarez, Pichi, Guarnieri,Jair, Mazzola una máquina de hacer fútbol, se suspendió faltando un par de minutos una agresión de M.Jayo que terminó corriendo como una liebre por todo el campo perseguido por el capitán interísta Pichi....
    Que decir de la caricia en forma de tacos de su actual entrenador Cholo que le dejo a Julen la pierna como a uno de los malos de las películas de Clint .
    Otro lateral derecho famoso por su hacha colosal osó brear a Piru en su campo, nuestro querido zorro le espetaba en cada caída recuerda que tienes que venir a San Mames... Y Piru no era leñero, pero si más listo que él desgraciadamente salió de San Mames con una pierna rota ....
    Sigue la tradición con Diego Costa,el Cebolla, Godin, Juanfran el jugador más feo que he visto en mi vida, tengo que mirar el historial del concurso de feos de Erandio por si tiene alguno en el curriculum que presentó para ir a la roja, aunque la verdad es muy poco mejor que el de la Botella y es poner bajo el listón.
    Los trencillas por no poner otro epíteto sin comentario en ambas margenes de la capital los tratan bien .
    Mejía Dávila es el mejor fichaje del Madrid, y en el eterno rival, Balsa Ron problemático tornero de la Renault de Valladolid terminó de director de sucursal en el Banco Castilla de Valladolid en cuyo accionariado era estrella Don Vicente Calderón suegro del inefable Adelardo ,capitán colchonero muchos años.
    No se quién arbitrara la vuelta, pero visto el percal que hay en Primera, a la ventaja de no haber encajado ningún gol en su campo se añadirá un 25% del señor del silbato, aunque luego el letrado defensor Señor Urizar se empeñe en decir que todos están casi perfectos.
    Tuve el honor de muy niño de ver un 6-6 en el antiguo Metropolitano con Iriondo , Venancio, Zarra, Panizo y Gainza, contra el equipo colchonero de los Juncosa, BenBarek, Perez Payá, Carlsson, Escudero, que tiempos aquellosnada que ver con Caparrós ni con la tropa del Cholo.....

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.