+ 1

Certificando clasificación, solvencia y prestigio

Era un partido importante, puede que el más importante del año, pero más aún lo era para el Sevilla que para el Athletic. Y sirvió, de una vez, para evidenciar que el Athletic es, de largo, el cuarto mejor equipo de la Liga, que lleva encaramado a la cuarta plaza media liga por algo, y que los de Valverde hacen muchas cosas, casi todas, bien.

Daba miedo el Sevilla, llevábamos mirando por el retrovisor y la última semana venía lanzado, arrimando el morro y dando las luces. Era el equipo de moda para la caverna mediática, y producía un miedo excesivo también en algunos por Bilbao.

Como casi siempre, muchos valoraban más la trayectoria de los de fuera que la propia, como si fuese más meritorio, tuviese más valor la segunda vuelta que el Sevilla lleva protagonizando que el global de la trayectoria liguera del Athletic esta temporada.

Así pues, el partido debía servir, precisamente, para dirimir hasta qué punto la candidatura para disputar la previa de Champions por parte de los rojiblancos era suficientemente madura. Una prueba, no sé si de fuego, la del nueve o la del algodón que no engaña, un examen de nivel para un grupo joven que lleva ya dos años viviendo todo tipo de circunstancias deportivas ante la que se espera dé el paso definitivo para aprender a competir.

Y vaya si lo hizo el Athletic. A las primeras de cambio, de cara tras conseguir un gol inverosímil por parte de Susaeta, fiel a su estilo, moviendo el balón, quizá a menor ritmo que en otras ocasiones, bien por el respeto al rival, bien por el poco margen que daba para progresar un equipo parapetado que buscaba el zarpazo a la contra.

El Athletic sí estuvo a la altura, fue fiel a su forma de concebir el juego y ganó de calle a un Sevilla que jugaba sus cartas a la baza que tanto éxito llevaba dándole, la de la disciplina táctica, el rigor defensivo, y la confianza en la velocidad de sus hombres de arriba. Tardó Emery en cambiar de estrategia, y lo hizo tarde, cuando ya el Athletic redondeaba la ventaja y los suyos, plagados de tarjetas por intentar ir más allá en el otro fútbol para detener a un Muniain que infiltrado disputó el mejor encuentro del curso.

Desactivado Aduriz en ataque, maniatado estratégicamente por los centrales sevillistas, fueron los de segunda línea quienes, por fin, asumieron el peso que le corresponde. Herrera firmó un partido serio, concentrado, con menos frivolidades de las acostumbradas, trabajando y entregando el balón como tocaba; Susaeta lo intentaba ayudado por un Iraola participativo, al igual que sucedía con un Balenziaga de notable nivel; mientras que los compañeros de zaga de estos dos últimos redondeaban un encuentro placido en tareas de amarre. Porque lo de Laporte en el aspecto defensivo fue una muestra de solvencia sobresaliente y San José cumplió como la ocasión la merecía.

Más complicado lo tuvieron Iturraspe y Rico, que fueron de menos a más, a bastante más, con el de Abadiño convertido en mariscal de campo, tejiendo juego con cabeza y dirigiendo jugadas como la que dieron paso al segundo gol, una obra coral que remató Muniain con ese espíritu ratonero que parecía perdido en el olvido.

Es tiempo ahora de disfrutar, de ilusionarse pero, sobre todo, de aprovechar la buena línea para certificar, cuanto antes, esa merecida cuarta posición. Vallecas espera, buena plaza para la fiesta, y ahora la presión pasa a un Sevilla que debe ganar todos los puntos en juego y rezar para que el Athletic no obtenga tres puntos.


Parece casi imposible que pueda escaparse un premio merecido que volverá a poner al Athletic en el escaparate del fútbol y que tendrá la parte negativa de tener que padecer la rumorología mediática sobre fichajes.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. PASADLO:

    http://www.footyheadlines.com/2014/05/new-athletic-bilbao-14-15-kit.html

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.