+ 1

Aduriz se carga al Eibar

Necesitaba el Athletic una victoria para evitar un nuevo brote de depresión deportiva, de esos que somos tan dados a padecer dentro de nuestra ciclotimia, y llegó, contra un rival a priori complicado y después de que el partido se pusiera cuesta arriba demasiado rápido, lo que ponía a prueba la capacidad de reacción de un grupo tocado tras sendos varapalos en lo anímico contra el Barcelona y necesitado en liga después de varias jornadas sin conocer la victoria.

Claro que cuanto más fiero pinten al rival, mejor suele desenvolverse el Athletic, a quien se le atragantan otro estilo de rivales, tipo Las Palmas, y a la cuadrilla de Mendilibar, un grupo más que competitivo cosido en tiempo record a partir de retales, los rojiblancos le dieron de su propia medicina, al punto de ser reconocido por el propio entrenador de Zaldibar. Y es que el Athletic, de virtudes parecidas al Eibar, hizo mejor lo que los armeros suelen hacer bien.

Pudo contribuir a ello, además de tener a Aduriz, para cuyo juego y rendimiento no hay ya ni adjetivos ni posibles definiciones, que el Eibar apretó menos de lo previsible y Beñat, por ello, tuvo una soltura poco usual las últimas semanas en que los rivales han venido con lecciones bien aprendidas, lo que a la postre condenó a los guipuzcoanos, porque el arratiarra movió los hilos del guiñol rojiblanco como hacía jornadas que no se disfrutaba.

Las claves del partido fueron, además del inefable Aduriz y el rendimiento de un Beñat que brilla con luz propia, la pasividad del Eibar contra un Athletic que borda la estrategia a balón parado. Así, de un posible 1-2 tras fallar Saúl Berjón una ocasión meridiana, los patrocinados por Avia se fueron a la caseta a recibir el chorreo de Mendilibar con dos goles de desventaja.

La segunda parte, con un rival algo más puesto, pudo complicarse si Aduriz no hubiese vuelto a aparecer en el momento preciso, poco después de que recortaran distancias los eibartarras por un penalti que solo vio el colegiado tras la enésima pifia por exceso de confianza de Laporte. El día que el francés corrija esos detalles, entonces sí, merecerá la etiqueta de jugador que algunos, prematuramente, se empeñan en colocarle.

Con respecto a los colegiados, y enlazando con lo que ya escribíamos por aquí hace una semana, la pérdida de respeto hacia el Athletic es más que preocupante. Los rojiblancos pasan por ser el equipo al que más penaltis en contra han señalado esta liga, mientras siguen quedando impunes muchas de las faltas recibidas en área rival en un equipo que se caracteriza por llegar en muchas ocasiones. En una liga en la que hasta Barcelona o Madrid han decidido denunciar vaya usted a saber qué clase de atropellos arbitrales, callar puede resultar muy elegante y próximo a nuestro particular estilo, pero en ese caso el trabajo en los despachos debería ser mucho más contundente.

Vuelve a coger el equipo aire en su particular lucha por engancharse a Europa, ahora que el calendario dará tregua tras el maldito cruce contra blaugranas en Copa. Aunque todavía haya quienes vislumbren opciones de ganar por dos goles de ventaja en el Camp Nou, lo cierto es que al equipo no le vendrá mal algo de aire para oxigenar a los más utilizados, a la espera de que Muniain recupere sensaciones y Raúl García acelere los plazos de recuperación.


La Copa deberá esperar un año, Europa queda como ilusión y la liga como obligación. Porque las sensaciones que transmite el grupo son buenas, por más que parezca que se hayan empañado tras dos partidos en tres días contra el todopoderoso Barcelona y su insufrible corte mediática.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Gontzal, por lo que pude ver por la tele, aparte de lo que tan bien apuntas, muy buena entrada y buen rollo con los eibarreses.Con un pero, esos palcos VIPS detrás de las porterías, parajes lóbregos, vacíos, solitarios,inanes, esperando culos que ocupen sus asientos...
    Un dato, nos han pitado en Liga siete penaltis en contra, al Barcelona ninguno. Qué bien defienden Mascherano, Piqué y compañia, nos quedamos con Messi, el Caníbal y el Garoto que juega así pero lo fetén está en la defensa.

    En cuanto a la vuelta de Copa, está muy difícil pero si un equipo honra a esa competicón, mal que les pase a las cavernas, somos nosotros. Por tanto debemos competir, si nos dejan, ojo a Hernández al cuadrado, y que sea lo que haya de ser. Enfrente tendremos a un equipo con un delincuente con hechos probados y dos presuntos. Estos dejan pequeña a la Lazio de las pistolas.

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.