+ 0

Llegó la victoria uno de los días que más gusta

Cuando menos se esperaba, demostrando que esto del fútbol carece de lógica, después de seis meses no solo de sequía, sino de ausencia absoluta de fútbol a domicilio, el Athletic consiguió una victoria balsámica en Anoeta que le permitirá vivir el final de temporada alejada de los malos augurios que llevaban instalados por Bizkaia por encima de lo razonable.

Con una victoria contundente y concluyente, la lucha por Europa se estrecha por una parte y se aleja por otra, abriendo la posibilidad a optar a algo más que la séptima plaza siempre que el próximo sábado se consiga puntuar frente a un Real Madrid que no convence pero siempre vence.