+ 1

Año nuevo sin noticias nuevas

Empezaba el año como un examen para un Athletic en un estado digamos, con generosidad, que extraño. Enfrente un Alavés pseudo resucitado que algunos pintaban como toda una piedra de toque que no fue tal. Bastó una primera parte aseada, con frío en lo ambiental, o sea, en lo meteorológico y en la grada, para que los rojiblancos encarrilaran el encuentro y no lo dejaran visto para sentencia antes del descanso por la buena actuación de Pacheco y la mala tarde cara a puerta de Aduriz, además de la habitual impericia de de Marcos, Susaeta y, especialmente, Williams.

No inventó nada nuevo el equipo local, lo que no deja de ser importante. En esto del fútbol suele ser casi siempre mejor resultar previsible cuando esa previsibilidad te lleva tiempo funcionando. Así que resultó que con dejar campar a sus anchas como compás del equipo a Iturraspe, dejar bregar a Rico como él sabe, más el dinamismo del renacido Susaeta o la velocidad con sentido de Williams, para que el Alavés cuajara una actuación muy escasa, sin apenas opciones ni tan siquiera presión, y el Athletic certificara una superioridad que debió acabar en mayor diferencia de goles.

Ha resucitado el equipo de Ziganda en Liga en las últimas jornadas, lo que ha traído algo de calma al equipo. Por los resultados y porque el foco mediático se ha desplazado a otro punto del que ya escribiremos esta semana. No deja de preocupar, con todo, que este equipo haya empezado a funcionar cuando el entrenador ha tenido que dar su brazo a torcer ante sus equivocadas propuestas, tanto en lo táctico como en la elección de los actores, y que quienes hayan sacado la nave adelante hayan sido los veteranos, algo que siempre resulta, como poco, una incertidumbre de cara al futuro en un equipo de cantera. Rico, Iturraspe, Susaeta, de Marcos, Raúl y Aduriz han sido los responsables de rescatar al Club de la nada deportiva. Si se suman años o los kilómetros de cada uno de ellos, se verá que no deja de ser todo un parche en una entidad llamada a protagonizar un cambio de ciclo.

Aún y con todo, el equipo ni enamora ni ilusiona. Se ha instalado una extraña sensación en el entorno, con el Club víctima del silencio sepulcral decretado en lo comunicativo por Ibaigane y el asedio mediático, madrileño por un lado, opositor por otro. Algún día cuando los tiempos cambien, que cambiarán, cuando lleguen nuevos regentes a la casa zurigorri, convendrá recordar las actuaciones de algunos. Las visitas del predicador de la teletienda con boina en el circo del indeseable Pedrerol, los artículos de opinión de mercenarios de la pluma como Ayarza, las llamadas a la concordia de Guerrero, indiscutible leyenda del Club que no supo predicar con el ejemplo cuando tuvo oportunidad, o las interesadas desinformaciones del medio que les acoge y bien paga.

No me gusta el Athletic que observo, no es el mío. Ni el ambiente que rodea el Club, ni el que puebla la grada de este San Mamés, tan nuevo y moderno, tan vacío de espíritu, tan alejado de ese público que le convirtió en Catedral y que sabía leer los partidos. Cada semana se da un nuevo ejemplo de que los tiempos no van cambiando para bien. Gritos improcedentes contra el presidente el día que menos conviene, silbidos para el entrenador, por muy equivocado que esté, por no dar entrada a Yeray… todo ello en medio de un sepulcral silencio que la directiva no acierta a desactivar con medidas originales o novedosas.

Y mientras, al mencionado silencio en lo comunicativo, se une el ruido de los nuevos tiempos. De chiringuitos, madrileños y locales, de redes sociales, que son lo que son, que representan lo que representan, pero que aceleran la propagación de los rumores, esos que antes no pasaban de la barra de bar, a la velocidad de la luz.

Así pues, comenzamos un año que va a resultar de todo menos aburrido. Curiosamente, el divertimento ha pasado de comentar lo que se presenciaba en el campo a convertirse en noticia lo que se publica en medios y redes. Se ha pasado de que el protagonismo recaiga en los once que visten de rojiblanco a ser noticia lo que afirmen los que pueblan los medios, las redes sociales, las agencias de representación o la directiva.

Porque no parece que vaya a haber propósito de enmienda con el recién estrenado 2018, como sí lo hay en quien va a intentar recuperar la disciplina para traer una opinión más a este frenopático virtual de la red de redes. No porque ilusione más este Athletic, que no lo hace, sino porque parece que vuelven en lo personal cierta tranquilidad y mejora de una salud que no ha estado donde debiera. Será que nos hacemos mayores y de ahí que empecemos a caer en el error de considerar mejor cualquier tiempo pasado.
Si te ha gustado o te ha parecido de interés esta entrada, cómpartela y ayuda a difundirla. Eskerrik asko.

1 comentario

  1. Welcome back!!! Me alegra verlo de vuelta Kamarada Gontzal... impaciente por leer su entrada sobre el otro punto caliente mediático.. ;)
    En cuanto a lo futbolístico, el empezar la temporada tan rápido con dos rondas previas que había que pasar si o si y el bajisimo estado de forma de Iturraspe, Benat, Rico y San Jose al comienzo de la liga ( incapaces, literalmente, de dar pases a 3 metros ) ha condicionado toda la temporada.
    Ridículo en la copa? Si, pero tanto Bielsa, Valverde como Jupp fueron eliminados por equipos de 2B no hace tanto. Este equipo sin estar físicamente al 100% puede perder con cualquiera y al 100% ganarle a casi cualquiera.
    En cuando al Kuko.. de verdad que puede jugar a algo diferente con los jugadores que tiene? En un pasado Ander Herrera marcaba la diferencia en este equipo. Sus pases y visión hacían posible otro tipo de fútbol. Y ahora no tenemos ni a Munian.. Una vez que estemos afianzados en la parte media-alta de la tabla espero ver táctica y estratégicamente cosas diferentes y espero mucho de un Kuko que fue capaz de subir al B.Athletic a Segunda con un muy buen fútbol.
    Oso pozik berriro ere zu irakurtzeagatik hemen Goltzal !

    ResponderEliminar

Este blog lo hacemos entre todos, por lo que no sólo se agradece tu opinión, sino que es necesaria para enriquecerlo. Los comentarios, una vez enviados, se publican automáticamente, no están moderados y aunque en cinco años no ha sido necesario, nos reservamos el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam o resulten ofensivos.

Aldez aurretik, eskerrik asko. Gracias por anticipado.