+ 3

Merecida victoria al tiki-chorrismo


El fútbol es eso que no existía hasta que Quique Setién y Eder Sarabia, sobre todo Eder Sarabia, se convirtieron en pareja de hecho futbolístico. Ellos, tocados por algún don divino de esos que otorgan en los programas radiofónicos nocturnos, son los poseedores de la verdad absoluta y solo practicando el juego que ellos predican es legítimo ganar.

+ 2

Undiano más conformismo: pues empate


Antes de comenzar a desbarrar, vaya por delante que se empieza a intuir en el Athletic de Garitano una cierta tendencia a defender las ventajas en el marcador obviando la obligación de atacar, como confiando en exceso en la solvencia defensiva del grupo, que es cierto que ha mejorado, pero que no resulta invulnerable ni tan siquiera para el Villarreal más inane que se recuerda, capaz de tener un acierto del 100% de cara a puerta, ahí es nada.

+ 2

Y Williams reventó el debate sobre el "nueve"


Aire. Cuando más falta hacía. Y logrado de esa forma, clara, contundente, peleada y meritoria,  que tanto vale para desterrar miedos, negatividad y las advertencias de los jinetes del apocalipsis. Así, en poco más de un mes, el Athletic ha finalizado una primera vuelta en guarismos de salvación tras encandenar descalabros y despropósitos que, cada vez más, quedan más en el debe de los rojiblancos que en el haber del resto de tuertos que pueblan la tabla del octavo hacia abajo.

+ 0

Los clientes del VAR se fueron marchando


Decía Cafrune que el tiempo, como la vida, no vuelve más. El fin del urrutismo, ese periodo tan negro en el que el Athletic parece haber estado secuestrado de pies y manos, encerrado, como Mari de Anboto, en alguna cueva de algún monte de Euskal Herria. Es fácil intuir que siendo Josu el secuestrador, lo más probable es que fuera en Anboto, para qué salir de Bizkaia.

Los tiempos de ceño rojiblanco fruncido han quedado atrás, dicen, y desde hace dos semanas tenemos una primavera en la que los pájaros hibernan, pero ciertas especies de periodista cantan. El nuevo presidente, dicharachero, simpático e hiperactivo, concede a la canallesca gran parte de su tiempo, que a estas alturas ya hemos podido leer sus maravillosas ideas e intenciones hasta en la revista de los supermercados BM y escucharle en Radio Taxi Gatika.